9 de Julio: Michetti y Manzur evitaron las críticas, pero no eludieron la tensión política

Noticias en Tucuman

La vicepresidenta consideró “raro” que el gobernador critique a la Nación por la falta de obras para la provincia, y recordó que Tucumán es uno de los distritos más beneficiados. En su estadía, la vicepresidenta y el gobernador sólo mantuvieron un contacto protocolar.

Entraron separados, se mantuvieron distantes, comieron cada uno por su lado y se fueron como llegaron. La relación áspera entre la Nación (Cambiemos) y la Provincia (PJ), acentuada por el año electoral, se palpó ayer durante acto en la Casa Histórica por el 201° aniversario de la Declaración de la Independencia. En una conferencia de prensa que dieron con segundos de diferencia, la vicepresidenta Gabriela Michetti salió al cruce de las críticas del Gobierno local. El gobernador, Juan Manzur, evitó la confrontación “por hoy”.

Unos y otros

Los primeros en llegar a la casona fueron el titular del Plan Belgrano, José Cano; la senadora Silvia Elías de Pérez, los legisladores José María Canelada y Alberto Colombres Garmendia; el presidente del PRO Alejandro Ávila Gallo; el intendente Germán Alfaro y la ex legisladora Beatriz Ávila y el referente del PRO, Pablo Walter. Diez minutos después, entró la troupe del Ejecutivo provincial, encabezada por Manzur y el vicegobernador Osvaldo Jaldo e integrada por los ministros y la senadora Beatriz Mirkin. La última en llegar fue Michetti, que ingresó por la entrada de la calle 9 de Julio, porque allí hay rampas.

Las miradas y los saludos entre los referentes de los espacios antagónicos fueron incómodos, torpes. En 15 minutos se cumplió con la tradicional seguidilla: la fanfarria militar Alto Perú de los Granaderos tocó el Himno Nacional; el gobernador y la vicepresidenta dejaron ofrendas de palmas en la mesa de jura; se hizo un minuto de silencio por los próceres y se firmó el libro de visitantes. Michetti y Manzur se dirigieron luego hasta el primer patio. La vicepresidenta pasó en primer lugar frente a los micrófonos y grabadores. Manzur permaneció varios pasos por detrás. Mientras ella hablaba, él estaba escuchando atento. Sonreía, retiraba la vista hacia otro lugar y hacía movimientos inquietos con los pies.

“No tuvimos tiempo de conversar con las autoridades provinciales”, afirmó Michetti nerviosa cuando le consultaron por la tensa relación. “El Gobierno trata de ser lo más institucional posible para poder intercambiar con cada gobernador, sea del partido que sea. Este es el primero que le devuelve plata a las provincias. Además hace obras. No sólo en las gobernadas por el partido de nuestro signo”, afirmó. Consignó que esperan que las elecciones no afecten más el trato. “No queremos parar de gobernar por la campaña. Pero esto es una cosa de dos: tiene que estar la Provincia haciendo lo suyo y la Nación lo suyo”, advirtió. También respondió a los reclamos de fondos: “me llama la atención porque el gobernador nos agradeció mucho, ¡que raro!”, dijo con tono irónico. A su turno, Manzur esquivó la polémica, pero dejó en claro que sería sólo por la jornada patria. “Estoy agradecido de que la vicepresidenta esté aquí y que haya venido con uno de los ministros”, deslizó en referencia velada a la escuálida comitiva. “Tenemos diferencias, sí, es verdad. Tenemos nuestra visión, pero no es el momento. Siempre voy a agradecer por cada ladrillo que llegue para Tucumán”, dijo. Ambos se fueron a una comida en el patio trasero. Michetti estuvo media hora. Manzur la acompañó hasta el portón de la calle 9 de Julio. Se saludaron con poco entusiasmo. En la vereda, algunas mujeres saludaron a la vicepresidenta. “¡Sí se puede!”. También le gritaron al gobernador que las saludara. El levantó la mano y entró. Ella bajó el vidrio del auto y retribuyó el afecto.

Manzur, atento
Siguió “en vivo” la conferencia de Michetti 

Tras homenajear a los próceres de 1816, la vicepresidenta Gabriela Michetti se acercó a los periodistas para responder preguntas. Muy cerca de ella se quedó parado el gobernador, Juan Manzur. El mandatario sonreía, prestaba atención o desviaba la mirada según el tenor de las respuestas y el tema que iba abordando la macrista.

Mesas separadas
Poco intercambio “político” en el lunch

Luego de los actos institucionales en la Casa Histórica, las autoridades compartieron un lunch en el patio del solar. El dato distintivo fue la ubicación de los comensales: en una mesa se ubicaron todos los referentes de Cambiemos y, en otra, los hombres y mujeres del Gobierno provincial. Intercambiaron solo un saludo cordial.

Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/736728/actualidad/michetti-manzur-evitaron-criticas-pero-no-eludieron-tension-politica.html

Deja tu Comentario:

comentarios: