Amanda Soule, la modelo a la que le pagan por aplastar hombres

Noticias en Tucuman

Con una imponente anatomía, Amanda Soule es literalmente una supermodelo. Rebasa el 1.92 de estatura y posee medidas un poco fuera de los niveles promedio: busto 44DD, 160 cm de cadera y un peso de cerca de los 130 kilos.

Algunos pensarán que no es para tanto, pero la particularidad de esta modelo radica en el público al que atiende: hombres que desean ser aplastados, machacados o —ya de menos— ser vistos con tremenda mujerzota en público.

Aunque desde pequeña siempre sobresalió sobre los y las demás por su talla, fue hasta ya mayor que le comenzó a sacar provecho al asunto: descubrió que existe toda una subcultura en la que hombres pagan por el simple hecho de estar junto a ella… aunque consciente de su poderío físico, ha llegado a negar sus servicios, por temor a aplastar a sus clientes, como fue el caso de un enfermo terminal.

Eso sí, sus clientes nunca la ven desnuda y no hay sexo en las sesiones. Aunque un enfermo terminal le ofreció una vez 30.000 dólares para que lo aplastara hasta la muerte. Ella se negó.

Amanda prefiere los hombres bajos, ya que “se esfuerzan más” porque “están acostumbrados a ser la parte débil de la relación”.

Tiene una larga lista de clientes y en Twitter tiene más de siete mil seguidores.

Deja tu Comentario:

comentarios: