Amenazaron e intimidaron al periodista que investigó los presuntos negociados del Plan Belgrano y Darnay en Corea

Noticias en Tucuman

Ante gran cantidad de público, este lunes en el hotel Catalinas Park se presentó el libro “Plan Coreano, la causa que hundió al Plan Belgrano”, escrito por el periodista Manuel Ernesto Rivas.

La publicación del libro tuvo que atravesar muchas peripecias y presiones que contrastan con la defensa de la libertad de expresión que enarbola Cambiemos. José Cano está imputado en la justicia federal por esta causa.

“Nos ofrecieron dinero, nos amenazaron, nos intimidaron, nos siguieron, nos espiaron, atacaron nuestros bienes, hicieron tapas falsas de nuestra publicación y las pusieron en las redes, nos pincharon los teléfonos, nos advirtieron que imprimirían una edición trucha de nuestro semanario Cuarto Poder y la distribuirían en Tucumán, nos mandaron a la AFIP, nos difamaron por las redes sociales, nos agredieron verbalmente en cuanto espacio tuvieron y pusieron a muchos periodistas en nuestra contra, quienes por radio, televisión e incluso editoriales, nos criticaron hasta el hartazgo”, dijo Rivas.

El libro Plan Coreano revela aspectos escandalosos de la causa en la que está imputado por la justicia federal el candidato de Cambiemos, José Cano, luego del viaje de Alberto Darnay a Corea del Sur, presuntamente para realizar negociados utilizando como fachada el Plan Belgrano.

Los diarios coreanos revelaron que el monto de las maniobras se ubica en 315 millones de dólares. Poco antes del viaje de Darnay a Seúl, Cano lo hizo designar como coordinador del Plan Belgrano con el PAMI. Cano negó la vinculación de Darnay con el Plan Belgrano, pero el libro del periodista Manuel Rivas aporta pruebas que señalan claramente lo contrario.

“En nuestra larga actividad como periodistas, muchas veces escuchamos hablar sobre la soledad del investigador. Y también a lo largo del ejercicio de esta profesión, hemos comprobado que quienes investigamos hechos irregulares del poder, siempre tenemos la sensación de estar solos. Pero eso dura hasta que la verdad se impone y otros se suman a las situaciones que se reflejan. Nos ha pasado con este caso de investigación, al que le dimos el nombre de Plan Coreano, al punto de descubrir que nos habían colocado del otro lado de una grieta abierta entre los argentinos. Políticos, colegas, trolls, punteros, patoteros y una larga lista de especies humanas apuntaron a desacreditar nuestra tarea, a ningunearnos, a tratar de persuadirnos -por diversos medios- de abandonar esta investigación. No lo hicimos, al contrario, decidimos profundizarla. Hasta que llegó esa caja de resonancia nacional que es la televisión y la investigación adquirió otro calibre”, dijo Rivas.

“Por esas razones de peso, es que decidimos publicar este libro. Para resguardar nuestra integridad física y la de nuestras familias. Para cuidar nuestros pocos bienes, ganados con el sudor de ejercer esta profesión que nos apasiona. Esperamos que esta publicación traiga luz a quienes desconocen el caso pero, por sobre todas las cosas, que lleve implícita la idea de que ejercer la función pública es un servicio para todos los argentinos y no para las ambiciones personales”, remarcó el periodista.

Deja tu Comentario:

comentarios: