Ayunar durante tres días puede regenerar completamente el sistema inmunológico

Noticias en Tucuman

Un estudio llevado a cabo por varios científicos de la Universidad del Sur de California, EEUU, sostiene que ayunar durante un periodo de tres días podría ser beneficioso para regenerar completamente el sistema inmunológico, desechando las células dañadas en el proceso de regeneración, algo que sería de especial importancia para pacientes con cáncer y personas de edad avanzada.

A pesar de que la corriente mayoritaria considera que llevar a cabo dietas que comprenden ciertos periodos de ayuno es contraproducente, y muchos nutricionistas lo han calificado de perjudicial para la salud, las últimas investigaciones sugieren que someter al cuerpo al hambre provocada tras pasar un intervalo de tiempo de tres días sin ingerir alimento es positivo y eficiente.

Según este estudio, llevado a cabo por científicos de la Universidad del Sur de California, EEUU, en ese momento el cuerpo produce nuevos glóbulos blancos para luchar contra la situación, algo que podría resultar muy beneficioso para las personas con afecciones o daños en su sistema inmunológico, como los pacientes con cáncer que reciben quimioterapia.

Además, este descubrimiento que definen como “extraordinario”, podría también ayudar específicamente a las personas ancianas, cuyo sistema inmunológico se vuelve menos efectivo debido a la edad, haciendo más complicado para ellos combatir enfermedades comunes.

Según explican, el ayuno “activa un interruptor de regeneración” que provoca que las células madres generen leucocitos, reconstruyendo y regenerando todo el sistema inmunológico”. Además, durante el ayuno, afirman que “el cuerpo se deshace de las partes ineficientes del sistema, que sean viejas o estén dañadas”.

Según el experimento, en el cual se pidió a varias personas realizar ayuno con regularidad, entre dos y cuatro días durante un periodo de seis meses, los científicos observaron que además durante este plazo se redujo la enzima PKA, vinculada al envejecimiento y a una hormona que incrementa los riesgos de tener cáncer y el desarrollo de tumores.

“Cuando tú estás hambriento, el cuerpo intenta ahorrar energía, y una de las cosas que puede hacer para ello es reciclar una gran cantidad de células que no son necesarias, especialmente las que pudieran estar dañadas”, explicaba el Doctor Valter Longo, profesor de Gerontología y Ciencias Biológicas, tal como recoge The Telegraph.

Ahora, yendo un paso más allá, llaman a continuar profundizando en la investigación para definir si es posible aplicar estos efectos no solo al sistema inmunológico sino también a otros sistemas y órganos diferentes.

No obstante, pese a la expectación que ha levantado esta hipótesis, son ya varios los especialistas que han querido salir al paso de estas afirmaciones, como el británico Chris Mason, profesor de Medicina Regenerativa en la UCL (Londres), asegurando que no es adecuado llevar a cabo esta práctica en pacientes enfermos y que lo realmente saludable, como tantas veces se ha dicho, es “ingerir una dieta de alimento básica y regular”.

Deja tu Comentario:

comentarios: