Caso Belén: desde el hospital Avellaneda aseguran que “fue un parto prematuro, no un aborto”

Noticias en Tucuman

Un grupo de trabajadores y pacientes realizaron este viernes un abrazo simbólico al hospital Avellaneda en respaldo al personal médico que atendió a “Belén”, negando las acusaciones de violencia y maltratos que denuncia la defensa de la joven contra el Dr. Daniel Martín. “Se actuó de manera impecable”, aseguran desde el nosocomio.

El director de hospital Avellaneda, Dr. Luis Medina Ruiz, fue quien encabezó el abrazo que se llevó a cabo en el interior del centro sanitario. En diálogo con la prensa, desmintió todas las acusaciones en contra de su colega y aseguró que “actuó de acuerdo a todos los protocolos para la atención de estos casos. Actuó de forma impecable”, sostuvo.

Desde que el caso cobró notoriedad, el Dr. Martín, quien tuvo a su cargo la atención de la joven, se convirtió en blanco de insultos y agravios en las redes sociales. Fue acusado por la defensa por maltrato y torturas, y por haber tenido presuntamente un proceder malicioso. “El doctor Martín está muy afectado y angustiado por todo esto”, comentaron sus compañeros.

“Desconocemos todas las denuncias que se hacen en contra del doctor. Recibió escraches e insultos que son totalmente injustos. Es un excelente profesional que procedió de manera adecuada”, agregó.

En cuanto al caso, Ruiz afirma que se trató de un parto prematuro y no de un aborto espontáneo, como sostiene la abogada a cargo de la defensa Soledad Deza. “Nosotros no podemos juzgar, esa es tarea de la Justicia. Nosotros nos limitamos a realizar el acta médica y lo que tenemos en concreto es que la mujer estaba embarazada y tuvo un parto prematuro donde el chiquito falleció”, remarcó.

La autopsia realizada sobre el feto que se encontró ese día en el retrete del baño del hospital asegura que el niño nació vivo y que pesaba 950 gramos. “Aborto es cuando el niño pesa menos de 500 gramos y tiene un periodo de gestación de menos de 25 semanas”, explicó Ruiz.

El fallo de la Sala III que condenó a la mujer, también apunta en esa dirección al afirmar que el feto correspondía a un bebé de 32 semanas (8 meses) de gestación con lo que se descartó que se haya tratado de un aborto espontáneo como plantea la defensa.

Deja tu Comentario:

comentarios: