Ciccio va a misa todos los días en busca de su dueña muerta

Noticias en Tucuman

Los feligreses que asisten a la iglesia de Santa María de la Asunción en San Donaci, Italia, recibieron una lección de amor y lealtad de un perro. Ciccio, un pastor alemán de 12 años, cuyo dueña murió hace dos meses, todos los días visita la iglesia a donde solía asistir y donde fue su funeral, esperando pacientemente su regreso. Maria Margherita Lochi, de 57 años, adopto a Ciccio después que lo encontró abandonado en un terreno baldío cerca de su casa.

Ella era una amante de los animales y ya había adoptado varios gatos y perros, pero su relación con Ciccio era especial. Al parecer, él sentía lo mismo, porque a pesar de la muerte de su dueña el perro siempre regresa al lugar en que la vio por última vez. Doña María iba todos los días a misa en la iglesia local y el sacerdote le permitía la entrada a Ciccio que esperaba pacientemente a sus pies.

El perro también estuvo acompañando a los seres queridos de doña María en su funeral. Pero Ciccio ahora parece tener problemas para comprender que ella no va a volver y seguir yendo a misa todos los días a la misma hora, al sonido de las campanas llamando a los fieles. Ciccio simplemente se sienta al lado del altar, en silencio, con la esperanza de ver a doña Maria regresar.
– “Él está allí cada vez que celebramos la Misa y se comporta muy bien, no hace ruido, no ladra”, dice el padre Donato Panna. “Él va a misa todos los días, incluso después del funeral de doña María, espera pacientemente al lado del altar y se sienta en silencio. No tengo corazón para sacarlo”.
En San Donaci quedaron tan impresionados con la lealtad de Ciccio, que juntos decidieron adoptarlo y cuidarlo.

Ciccio01

Ciccio02

Ciccio05

Deja tu Comentario:

comentarios: