El robo estilo “pirañas” causó un accidente con tres heridos

FUERTE IMPACTO. Los vehículos quedaron destruidos sobre el pavimento de la ruta 315; después los bomberos de Tafí Viejo auxiliaron a las víctimas. FOTOS GENTILEZA SEBASTIAN GARNICA
FUERTE IMPACTO. Los vehículos quedaron destruidos sobre el pavimento de la ruta 315; después los bomberos de Tafí Viejo auxiliaron a las víctimas. FOTOS GENTILEZA SEBASTIAN GARNICA
Noticias en Tucuman

Los delincuentes eran menores de edad. En la ruta 315, a la altura del barrio Islas Malvinas, un grupo de adolescentes puso una silla y otras maderas para obligar a los automovilistas a frenar y así poder asaltarlos

Casi todas las noches, un grupo de adolescentes, de entre 14 y 18 años, se reunía a la vera de la ruta 315 para hacer daño. Aprovechaban la oscuridad de la zona para poner objetos en el camino y obligar a los automovilistas a frenar y así poder asaltarlos. Esta modalidad de robo, en la jerga policial, se denomina “pirañas”. Pero ayer, a la madrugada, se les fue la mano.

Alrededor de las 2, el grupo puso una vieja silla y varias maderas en medio de la ruta 315, en la zona del barrio Islas Malvinas, en Villa Carmela. Una mujer esperaba cruzar la ruta en moto. En ese momento apareció un auto que se encontró de frente con la silla en la ruta. “Para no chocarme a mí (estaba en la moto) volanteó para el otro lado sin saber que venía otro auto de frente”, detalló la mujer ayer en diálogo con LA GACETA.

En cuestión de segundos, los adolescentes (entre cinco y siete) salieron corriendo del lugar. El impacto fue tremendo. Los heridos pedían ayuda. La vecina, conocida en el barrio como “La Turquita”, se bajó de la moto en estado de shock por el estruendo.

Después llegaron otros vecinos que comenzaron a ayudar a los heridos. Alguien llamó a los bomberos de Tafí Viejo que hicieron los primeros auxilios a los tres heridos por el choque entre un Renault 19, color rojo, contra un Fiat Palio. El joven Sebastián Garnica registró las imágenes en el lugar del siniestro en el momento en que trabajaban los bomberos para rescatar a las víctimas.

Desde hace tiempo

“Los chicos son de la zona, están identificados, así que espero que hagan justicia porque arruinaron a dos familias”, afirmó la mujer que presenció el accidente. Otros vecinos de la zona coincidieron en que, desde hace tiempo, el grupo de adolescentes venía actuando de la misma manera: poniendo obstáculos en la ruta para sorprender a los automovilistas.

En algunas ocasiones, de noche, también arrojaban piedras a los vehículos en movimiento para intentar romper el parabrisas. Si el conductor frenaba, de inmediato, lo asaltaban.

“No están todos los días, pero cuando aparecen, siempre están sobre ese puente (en referencia a la zona), a partir de las 23 en adelante”, precisó “La Turquita”. Ayer, la mujer no podía salir del asombro que le causó haber visto el choque a pocos metros. “Pude haber sido la perjudicada, pero me salvé. Entre todos los vecinos pedimos un policía en ese lugar”, afirmó.

Fuente: www.lagaceta.com.ar

Deja tu Comentario:

comentarios: