Internet, territorio de matones, y otras 3 opiniones para que se forme la suya

Noticias en Tucuman

Con el odio y el veneno que estos han sembrado en los foros y espacios de opinión, los autores se han visto obligados a cerrar la opción de comentar sus columnas y blogs. La columna “Hackers y nuevas censuras”, de Arturo Guerrero en El Colombiano, señala que la acción de estos, como estrategia de censura de los interesados en silenciar las voces disidentes, se ha convertido en una constante en la red. Suscitando sentimientos de odio y comentarios temerarios, los matones se han tomado la red para atacar cualquier amenaza a sus creencias. “Esta insidia es anónima, omnipresente, omnímoda, representa el estado de ánimo de una sociedad donde se han quebrado estimas y procedimientos. Un sociedad donde se implantó y germinó el ponzoñoso todo vale”, concluye Guerrero.

El país sufre un peligroso proceso de “derechización”

De acuerdo con la columna “Derechización”, de Andrés Hoyos en El Espectador, esto se ve reflejado en las expresiones y los planteamientos de líderes de opinión que otrora podían considerarse moderados, pero que, por convicción o conveniencia política, han elegido “virar” bruscamente a la derecha. Según el autor, en la mayoría de las oportunidades, atribuyen ese cambio a que el mal en el país surge por “la proliferación de gentes malas”, pero “no entienden que el conflicto se reproduce silvestre en un entorno inequitativo”. Hoyos teme que, por ese camino, la polarización termine concluyendo en que las opciones son un populismo antidemocrático de derecha contra un populismo antidemocrático de izquierda.

En Colombia continúan cometiéndose sendos abusos “en el nombre del bien”

Y últimamente se han evidenciado algunos especialmente orientados a materializar creencias particularmente religiosas en las que se considera a la homosexualidad como algo pecaminoso y en algún grado perjudicial. La columna “En el nombre del bien”, de Melba Escobar en El País de Cali, señala que el caso de Sergio Urrego, en el que además de su condición se discute el hecho de que viviera con su abuela como algo discutible, y el de la golpiza de una madre a su hija por su orientación sexual, considerándola pecado, son muestras de los abusos a los que se puede llegar pensando en “el bien”. Después de pedir a estas personas que dejen de actuar con fanatismo buscando corregir todo lo que consideran antinatural, Escobar concluye que “a esa gente le tengo más miedo, pero mucho más miedo, que a cualquier ser humano con capaz de vivir su vida de forma honesta, transparente y responsable”.

El enemigo de la paz podría estar más en Hacienda si continúa imponiéndose la lógica de la Ocde en términos económicos

El techo impuesto por esa organización al gasto representa una amenaza para que se materialice la paz, de acuerdo con la columna “Lógica de paz”, de Laura Gil en El Tiempo. Algunos teóricos citados por la columnista señalan que la paz debería primar por sobre el interés económico, de manera que si se limita de una forma significativa el presupuesto destinado a este fin, se pone en peligro la opción de hacerla realidad. Ahora, la estrategia de deducir ese déficit de los bolsillos de la clase media es una apuesta que podría significar, en cambio, una pérdida en términos de apoyo político. No solo a la figura del Gobierno, sino también de la misma causa de la paz.

Deja tu Comentario:

comentarios: