Jaldo toma licencia en la Legislatura

Noticias en Tucuman

29 de octubre de 2015. Luego de una de las elecciones más controvertidas en la historia reciente de la provincia, el teatro San Martín se viste de fiesta para la asunción de las nuevas autoridades. Entonces, Osvaldo Jaldo presta juramento con la mano sobre la Biblia como flamante vicegobernador. Hoy, a 608 días de aquella ceremonia, el clima electoral vuelve a marcar los tiempos en la escena política tucumana. Jaldo, en esta ocasión, también aparece como uno de los protagonistas de la contienda. Ahora, sin embargo, el vicegobernador se prepara para marcharse -al menos de forma provisoria- del Poder Legislativo.

El compañero de fórmula del gobernador Juan Luis Manzur tiene todo listo para tomar licencia hoy en su cargo, luego de quedar confirmado como primer precandidato para diputado nacional por el Frente Justicialista de Tucumán (FJT), armado que responde a la Casa de Gobierno. Como el bloque oficialista tiene amplia mayoría en el recinto -32 de los 48 votos posibles-, se da por descontado que Jaldo obtendrá el permiso por parte del cuerpo legislativo.

En la sesión, que comenzará a las 9 y no tendrá otros asuntos en el orden del día, también serán puestos en consideración los pedidos de licencia de las legisladoras oficialistas Gladys del Valle Medina, esposa del intendente bandeño Darío Monteros, es la segunda postulante del armado oficialista en el FJT, y Sandra Mendoza, esposa del diputado peronista José “Mellizo” Orellana y cuarta integrante de la lista que lidera Jaldo.

El secretario general de la Gobernación y tercer aspirante de esta nómina, Pablo Yedlin, también gestionó un permiso provisorio, aunque en su caso el trámite fue efectuado ante el Poder Ejecutivo.

El oficialismo, con Jaldo a la cabeza, les reclamó a sus rivales políticos de Cambiemos para el Bicentenario que imiten su postura de alejarse de los cargos mientras dure la campaña. El único opositor que podría solicitar una licencia ante el Poder Legislativo es el legislador macrista Alberto Colombres Garmendia (PRO), precandidato en cuarto término por el frente que conduce el radical José Cano, titular del Plan Belgrano.

Existe un antecedente reciente de un vicegobernador tucumano en uso de licencia. Entre 2009 y 2015, Manzur permaneció fuera del cargo para ejercer como ministro de Salud de la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

Lo que cambiará

– Autoridades de la Cámara: los legisladores de la mesa chica pasarán a tomar las riendas del poder legislativo

La Constitución provincial establece que el vicegobernador es la cabeza de la Legislatura. Con la licencia a Osvaldo Jaldo, la mesa de autoridades pasará a tener un rol preponderante. Julio Silman quedará a cargo de la administración, ya que es titular subrogante de la Cámara desde octubre de 2015, cuando asumió la banca. Le siguen el oficialista Guillermo Gassenbauer, “vice” 1° y ex secretario privado de José Alperovich; y el “vice” 2, el radical Ariel García, de buena relación con Jaldo.

– El orden sucesorio del PE: el presidente subrogante de la Cámara quedará con mayor frecuencia al frente del Ejecutivo

Desde que Juan Manzur es gobernador de Tucumán, ha salido de la provincia en decenas de oportunidades para efectuar gestiones en otros mercados o para reunirse con otros referentes peronistas del país. Hasta ahora, el médico y su compañero de fórmula, el contador Osvaldo Jaldo, se coordinaban para que uno de los dos quedara al frente del PE. Con la licencia al vicegobernador, el presidente subrogante de la Legislatura, Julio Silman, pasará a encabezar el Ejecutivo de forma provisoria con mayor frecuencia. Esta situación se produjo también entre 2009 y 2015, cuando Regino Amado se encargó “interinamente” de la vicegobernación.

– Sin nuevos integrantes: el oficialismo no tiene previsto cubrir por ahora las bancas de las dos legisladoras

Las legisladoras Gladys Medina y Sandra Mendoza, segunda y cuarta postulante respectivamente de la lista oficial del Frente Justicialista por Tucumán, también tomarán hoy licencia en las bancas. Pero el bloque oficialista Tucumán Crece no tiene previsto que se avance con la cobertura de esos escaños; así, la Cámara quedará al menos durante algunos meses con 46 de los 49 representantes previstos por la Constitución provincial. La restante banca que permanece desocupada es objeto de disputa judicial y es reclamada por el alperovichista Sergio Mansilla, que no pudo asumir por un supuesto exceso al límite de dos reelecciones.

Lo que no cambiará

– Mayoría oficialista: la ausencia de dos legisladoras peronistas no afectará el peso de los números en el recinto

Gladys Medina y Sandra Mendoza tomarán licencia como legisladoras y el bloque oficialista Tucumán Crece quedará con 30 de los 46 votos posibles en el recinto de sesiones. Este cambio no modificará el peso de los números, favorables a la bancada afín a la Casa de Gobierno, que seguirá teniendo los dos tercios de los votos -y, lógicamente, también la mayoría simple- y se podrá asegurar el quórum. Los 16 opositores, que además suelen votar de manera dividida, no tienen esas posibilidades.

– La reforma política local: la comisión especial para revisar el sistema electoral no avanzará sin su presidente

A pesar de los reclamos de dirigentes políticos de diversos espacios, el vicegobernador Osvaldo Jaldo había anunciado que la comisión especial para la Reforma Política de la Legislatura, creada el año pasado, no avanzará con la revisión del régimen electoral provincial. Según había dicho Jaldo en varias ocasiones, no le parecía oportuno avanzar con la revisión del sistema de votaciones que impactará en 2019 en un contexto de elecciones nacionales. Ahora que el vicegobernador y presidente de esa comisión especial tomará licencia para abocarse a la campaña, el inicio de la reforma política aparece aún más lejano en el horizonte.

– Manteniendo la estructura: el proyecto que apunta a dividir la secretaría en dos oficinas quedará en “stand by”

Un proyecto del legislador oficialista Roque Cativa apunta a dividir el estratégico despacho de la Secretaría de la Legislatura, que hoy está a cargo de Claudio Antonio Pérez, en dos áreas específicas: una Secretaría Administrativa (se ocuparía de las finanzas, el personal y otras cuestiones internas) y otra Secretaría Parlamentaria (se haría cargo de los trámites relativos a la sanción de las leyes y resoluciones). Con la salida provisoria del vicegobernador Osvaldo Jaldo, en el oficialismo dan por hecho que la Secretaría de la Legislatura sufrirá cambios en el corto plazo. En el organigrama, este funcionario es la “mano derecha” del vicegobernador.

Lo que está en duda

– La dinámica parlamentaria: el ritmo de reuniones y de sesiones, una incógnita que deja la salida provisoria de Jaldo

Desde su llegada a la presidencia de la Legislatura, en octubre de 2015, el vicegobernador Osvaldo Jaldo instó a legisladores y funcionarios a mostrar un ritmo activo en el edificio de calle Muñecas 951. Incluso, aunque no figura entre las facultades otorgadas por la Constitución provincial, Jaldo en varias ocasiones reunió a los jefes de las comisiones internas para pedirles que apuraran el tratamiento de proyectos para llevarlos al recinto. ¿Podrá el presidente subrogante de la Cámara, el legislador Julio Silman, marcar un ritmo de trabajo similar entre sus pares? ¿Incidirá la campaña electoral en la cantidad de sesiones de este año?

– La “armonía” en los bloques: hasta ahora no hubo rupturas, pero el armado de las listas dejó “heridos” en el recinto

El armado de las listas dejó “heridos” en el oficialismo y en la oposición, que desde la llegada de la actual conformación de la Legislatura mantuvieron el armado de los bloques originales. Resta ver si el espacio interno que lidera el peronista Juan Antonio Ruiz Olivares (Acción Regional) continúa dentro de la bancada Tucumán Crece, luego de que la Casa de Gobierno decidiera no incluir al ex legislador Roque Álvarez en la nómina de precandidatos a diputado nacional. En el radicalismo, es una incógnita si el bloque UCR, que preside José Canelada, seguirá teniendo en sus filas a los rivales canistas Ariel García, Fernando Valdez y Raúl Albarracín.

– A la espera de una sentencia: sin Jaldo en la oficina de la presidencia, ¿cómo repercutiría un eventual arribo de Mansilla?

El funcionario municipal Walter Berarducci se opuso en 2015 ante la Justicia provincial a la asunción del alperovichista Sergio Mansilla como legislador del FpV, debido a que el ex senador ya había sido electo para ese cargo en 2007 y en 2011 (la Constitución tucumana habilita hasta una reelección consecutiva). El caso ya tuvo una sentencia favorable a Berarducci en una primera etapa, pero ahora el expediente está en manos de la Corte de Tucumán. Si el máximo tribunal llegara a avalar la asunción de Mansilla, y sin Jaldo como vicegobernador, el arribo del alperovichista al cuerpo podría tener consecuencias en la interna peronista.

Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/735348/actualidad/tras-608-dias-legislatura-jaldo-toma-licencia.html

Deja tu Comentario:

comentarios: