Juventud y vejez chocan en “El bizco”

Noticias en Tucuman

Sólo se recuerda de él su problema con los ojos. Su imprevisto fallecimiento lo hace el centro de las charlas de un matrimonio cincuentón con una pareja de amigos, porque todos conocieron a “El bizco”, personaje central de la comedia absurda de Marta Degracia, que, desde ese hecho disparador, permite hablar de la conducta de los argentinos ante el paso del tiempo y hacia la muerte, enmarcada en la situación actual del país.

La obra se estrenará esta noche, con las actuaciones de Silvia Gian, Gringo Maccarini, Rubén Lizondo y Melisa Lanconi, dirigidos por Fernando Jiménez y producción del Grupo Gangarilla.

“La obra tiene, por lo menos, dos lecturas: una podría resumirse en torno a la convivencia conyugal de la pareja mayor, con los recuerdos y los olvidos que aparecen con la misma fuerza y presencia; la otra es la presencia inesperada de una joven, que centra el conflicto en el paso del tiempo, la llegada a la vejez, la envidia y la negación. Es una comedia desopilante y del género del absurdo, puesta en el marco de una familia de clase media. Cuando la vida solo pasa por la epidermis de las personas, el paso de los años se vuelve un adorno demasiado frágil que se derrumba fácilmente”, dijo Jiménez.

El texto obtuvo el primer premio nacional de dramaturgia, otorgado por la Secretaría de Cultura de la Nación; el premio María Guerrero del Ministerio de Cultura de España, la Asociación Amigos del Teatro Nacional Cervantes y el Instituto de Cooperación Iberoamericana; el premio Arlequín de la Asociación de Críticos e Investigadores Teatrales de la Argentina. Fue estrenada en 1992, en el Teatro Cervantes con la dirección de Rubens Correa, y ha sido representada en España, Cuba y Uruguay, además de varias provincias del país.

Deja tu Comentario:

comentarios: