La mirada de The Economist sobre las reformas de Macri: necesarias pero dolorosas

Noticias en Tucuman

La serie se llama The Economist Explains y es una sección en la que se “explica” el mundo desde la perspectiva del semanario británico. Después de pasar por temas tan variados como las teorías del economista Hyman Minsky o los blockchains con los que se construyen las monedas virtuales, la semana pasada The Economist Explains dedicó un capítulo a la política económica de Mauricio Macri.

Nota de The Economist sobre la política económica de Mauricio Macri

Mirá también: Guillermo Calvo: la situación es frágil

“Más de nueve meses después de asumir, Argentina todavía sufre alta inflación, desempleo y poca demanda. ¿Qué fue mal?”, se pregunta la revista al principio de la nota. Sin mencionar la palabra legado, la respuesta de The Economist es similar a la de muchos funcionarios del Gobierno.

“El tamaño de la tarea que enfrentaba Macri era gigantesco”, escribieron en The Economist antes de recordar los 14 años que el país pasó fuera de los mercados de capitales, la poca fiabilidad del INDEC, la pelea con el campo, el cepo cambiario, la caída de las reservas del Banco Central, y el déficit energético.

Según The Economist las políticas que Macri tomó para solucionar esos problemas fueron “necesarias” pero también “dolorosas”, porque la devaluación impulsó a la inflación y porque la suba de las tarifas afectó a consumidores que ya venían golpeados.

“El señor Macri está desesperado por buenas noticias. Con las elecciones legislativas en octubre de 2017, su suerte política dependerá en que los argentinos comiencen o no a sentir mejoras tangibles en la economía”, escribieron.

Mirá también: “Es inevitable la recuperación de la economía argentina”

Si bien The Economist encontró un motivo para la esperanza (“la inflación está finalmente desacelerando”), también alertó de que “el alud de inversiones extranjeras prometido por Macri tras el regreso a los mercados de capitales aún no se ha materializado”.

“El FMI cree que el PBI se achicará 1,5% este año y pronostica un crecimiento de 2,8% para 2017”, termina la nota. “Los argentinos también parecen querer darle al señor Macri el beneficio de la duda. Tras meses de caída, los índices de aprobación del presidente se estabilizaron en 56% en los dos últimos meses, según la encuestadora Poliarquía”.

Fuente

Deja tu Comentario:

comentarios: