La sencilla estrategia con la que encontré al joven que me estafó por internet.

Noticias en Tucuman

Si eres un experto en ciberseguridad y caes víctima de una estafa por internet, la indignación debe ser doble. Y la venganza está asegurada.
A Christian Haschek le sacaron US$500. Y, según cuenta en su blog -en un artículo que ya fue visitado más de 100.000 veces en tan sólo cinco días- logró recuperar su dinero.
Lo hizo valiéndose de Facebook y una peculiar estrategia: se lo contó a su mamá.
“Sentimientos encontrados”
Haschek dice que la persona que le estafó utilizaba el mismo nombre de usuario en otras partes de la red, lo cual le permitió encontrarlo sin dificultades.
Pero el joven austriaco asegura que tuvo “sentimientos encontrados” cuando lo logró.
“Por un lado, esta persona me había robado US$500 y eliminado todas las cuentas que había utilizado para contactar con él. Y nunca respondió a mis mensajes”, le contó Haschek a la BBC.
“Descubrí que había tratado de estafar a muchas otras personas, siempre con tarjetas de regalo”, dijo Haschek.
“El estafador me dijo que yo podría estar estafándole y que no me iba a pagar hasta que tuviera los códigos”.
Pero el estafador le dijo que estaba arrepentido y asustado. Le contó que estudiaba a tiempo completo.
Haschek cree que provenía de una familia con pocos recursos.
“Es sólo un muchacho queeligió el camino equivocado”, explicó Haschek quien, no obstante, informó sobre él a las autoridades.
Pero ¿cómo sucedió el robo?

estafa-internet2Christian Haschek quería promocionar unos cupones regalo de Apple.

Un falso comprador
Haschek había promocionado en varios foros de internet unos vales regalo para productos Apple que ganó en un concurso.
El estafador se hizo pasar por un falso comprador, quien aceptó pagarle por los vales en la moneda virtual Bitcoin.
Haschek decidió aceptar el pago en esa moneda, pues pensó que eso haría más difícil que se tratara de un estafador.
Pero el supuesto comprador le dijo que le pagaría una vez que tuviera los códigos, como prueba de que los vales eran auténticos.
“El problema para el comprador es que nunca sabes si los cupones siguen siendo válidos aunque ya los hayas pagado. Aun después de haberlos vendido, yo podría haber seguido utilizándolos”, explica Haschek.
“(El estafador) me dijo que yo podría estar estafándole y que no me iba a pagar hasta que tuviera los códigos”, agrega.
Haschek había tratado, sin éxito, de vender los cupones durante cuatro años.
Una vez que el estafador recibió los códigos digitales comenzó a utilizar los vales directamente, al tiempo que reclamaba no haber recibido los cupones físicos.
“Comencé a preocuparme porque había confiado en él. Le había dado el beneficio de la duda”, dijo Haschek.
“Me di cuenta de que era un estafador cuando comenzó a borrar sus cuentas”.
Pero a Haschek tan sólo le tomó cuatro días dar con él.
No se lo digas a mamá
La víctima del robo descubrió que el ladrón utilizaba el mismo nombre de usuario en otros sitios de internet, hasta en páginas web de búsqueda de empleo.
De esa forma, pudo encontrar más información sobre él, incluidos los nombres de sus familiares y amigos.
El estafador no contestaba a sus mensajes, así que Haschek decidió escribir a su madre y a su hermano en Facebook explicándoles lo sucedido.
“10 minutos después de que Facebook me confirmara que su hermano había leído el mensaje, el estafador me contactó en Reddit”, dice Haschek.
El joven asegura que el ladrón le envió una nueva tarjeta de regalo y se disculpó, diciéndole que lo hizo porque no tenía dinero.

estafa-internet3Haschek también el envió un mensaje al hermano del estafador. No obtuvo respuesta.

El consejo de Haschek a quienes venden productos en internet es que utilicen un servicio de garantía tradicional, el cual permite que el dinero y los productos sean intercambiados a través de un tercero.
“Corrí el riesgo a sabiendas; pagar antes de obtener algo siempre es arriesgado”, concluye.

Fuente: http://www.bbc.com/mundo/noticias-37350527

Deja tu Comentario:

comentarios: