Los padres de una menor atropellada deben pagar $100 mil, increible!!!

Noticias en Tucuman

Los familiares de una joven que en 2005 murió atropellada en Lules por un motociclista deberá pagar 100.000 pesos por un juicio civil que no prosperó por la inactividad de un abogado.

Se trata de los padres de Daiana Gigena (15), Juan y María Esther, quienes fueron notificados en los últimos días acerca de una intimación de pago por los honorarios del abogado del motociclista, condenado por el homicidio de su hija, y de los de la municipalidad de San Isidro de Lules, a quienes había demandando civilmente.

De acuerdo con el relato de la familia Gigena, el motociclista, un hombre de nacionalidad boliviana identificado como Alfredo Mamani, fue condenado en 2007 a cuatro años de prisión efectiva, que cumplió sólo parcialmente porque antes de llegar a la mitad de la pena fue extraditado a su país de origen, donde aún hoy reside.

Paralelamente, la familia inició una demanda civil contra el condenado y el municipio local, aunque como su abogado no siguió más el trámite, la causa prescribió por inactividad procesal y los Gigena fueron condenados al pago de honorarios.

“Nosotros lo único que queríamos era mandarlo preso, esto es una locura”, dijo Juan Gigena a Télam, y agregó que fue su abogado de ese entonces, Saúl Ibáñez, el que les insistió con que “había que hacer el juicio civil”.

Es que el letrado les argumentaba que la Municipalidad de San Isidro de Lules tenía parte de la responsabilidad del accidente, ya que como el camino en el que ocurrió no contaba con una vereda y los pastizales de los extremos estaban muy crecidos, a la víctima no le quedó más remedio que transitar más cerca de donde lo hacían los vehículos.

Pese a que los Gigena accedieron a firmarle un poder a Ibáñez para que iniciara el proceso civil, por razones que ellos mismos desconocen el letrado no registró ningún tipo de actividad por más de siete meses.

“El juicio nunca lo perdieron, la causa fue archivada porque el abogado no mostró actividad en el proceso desde el 21 de julio de 2011 hasta el 2 de marzo de 2012”, dijo hoy a Télam la actual abogada de la familia Gigena, Cristina Lizarraga.

La abogada manifestó que, en su opinión, “el tribunal no actuó mal porque los abogados de la otra parte presentaron un recurso legítimo y ahora quieren cobrar las costas”.

“Se está analizando iniciar acciones contra Ibáñez por mala praxis”, dijo Lizarraga, quien destacó que además de no presentar ninguna medida durante más de medio año, el abogado tampoco les comunicó a los Gigena que debían pagar y por ello se enteraron al recibir la intimación la semana pasada.

En tanto, los abogados de la Municipalidad y del condenado aceptaron realizar una rebaja en lo adeudado y ahora los Gigena deberían pagar unos 70.000 pesos en total.

“Esto está todo empiojado, no entiendo más nada. Nos han matado a una hija y ahora nos quieren matar a nosotros”, finalizó Juan Gigena.

El accidente en el que fue atropellada Daiana Gigena ocurrió el 9 de enero de 2005, cuando la chica caminaba junto a una amiga por una calle de San Isidro de Lules, en la provincia de Tucumán. Según dijeron sus padres, Mamani conducía su motocicleta en estado de ebriedad y se aproximó a las adolescentes con la aparente intención de tocarle la cola a la víctima, aunque en lugar de ello la atropelló y la levantó por el aire.

Daiana cayó y golpeó con fuerza su cabeza, fue trasladada de urgencia a un centro asistencial local y quedó internada hasta el 17 de enero, cuando falleció.

Deja tu Comentario:

comentarios: