Marchas en Tucumán y en todo el país contra la violencia institucional

Noticias en Tucuman

La principal movilización unió el Congreso con la Plaza de Mayo, en donde víctimas de la violencia institucional y organizaciones sociales repudiaron el abuso de la fuerza por parte del estado y realizaron un reclamo especial por la aparición de Santiago Maldonado.

Familiares y amigos de víctimas junto a organizaciones sociales y barriales se concentraron en el Congreso, en el marco la Tercera Marcha Nacional Contra el Gatillo Fácil para repudiar la violencia institucional, que afecta principalmente a los sectores vulnerables de la población. Las movilizaciones se multiplicaron en distintas ciudades del país.

Desde las 17 los convocantes se congregaron frente al Parlamento para marchar hacia Plaza de Mayo, donde familiares y organizaciones leyeron un documento conjunto para denunciar la responsabilidad de los gobiernos desde la vuelta de la democracia en los casos de gatillo fácil -4690 hasta diciembre de 2016, según el Archivo de Personas Asesinadas por el Aparato Represivo Estatal de la Correpi- y también contra la complicidad del Poder Judicial y las absoluciones recientes de los policías llevados a juicio oral por los asesinatos de Omar Cigarán, Kiki Lezcano y Ezequiel Blanco.

A los reclamos puntuales por justicia se sumó la exigencia común por la aparición de Santiago Maldonado, de 28 años, quien lleva 27 días desaparecido, luego de ser visto por última vez mientras era detenido por la Gendarmería Nacional en Chubut.

En Tucumán, la marcha convocada a Plaza Independencia sumó la exigencia de justicia por las varias víctimas de violencia policial, entre las cuales se encuentra el caso testigo de Miguel Reyes, muerto de un disparo de bala de goma durante una detención por un delito que no había cometido.

“Las muertes de nuestros pibes no son descartables, no tienen crueles matices. Cada violación de sus derechos fundamentales, cada muerte en manos de fuerzas de inseguridad, cada tortura aplicada a los cuerpos de nuestros pibes y pibas, cada desaparición forzada, es responsabilidad del Estado; de cada Gobierno constitucional de la era ‘democrática'”, señaló Vanesa Orieta, hermana de Luciano Arruga, y recordó que “Mauricio Macri nos tiene que explicar dónde está Santiago Maldonado”.

“Marchamos por nuestros pibes y pibas. Por ellos, que ven violados todos sus derechos desde que nacen. Por ellos, que no conocen de esta sociedad más que criminalización y discriminación. Por ellos, a los que torturaron, fusilaron, desparecieron, encarcelaron”, añadió Orieta.

Las familias y organizaciones convocantes también renovaron el reclamo por Julio López y por los casos de las adolescentes que están siendo captadas por una red de trata en la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires, cuyo último caso denunciado fue el de Nadia Rojas. “La lucha por la vida y contra la impunidad no tiene matices. La defensa de los derechos humanos no debería ser selectiva”, advirtió Orieta.

Los organizadores también denunciaron los casos de violencia institucional que se reiteran dentro el sistema carcelario y para ello marchó la familia de Florencia “La China” Cuellar, una joven de 23 años que apareció “sucidada” en la cárcel de Ezeiza en 2012.

(Página 12)

Deja tu Comentario:

comentarios: