Mató a su hijito porque la vio teniendo sexo con su suegro

Noticias en Tucuman

El crimen tuvo lugar en Sicilia, Italia. La mujer estranguló con un cable a su descendiente de 8 años y abandonó el cadáver en un barranco en un intento por ocultar su relación sentimental con el padre de su pareja y abuelo de la víctima.

Verónica Panarello fue condenada a 30 años de prisión por matar a su hijo Loris Stival, luego de que este la descubriera teniendo relaciones sexuales con su abuelo paterno, Andrea Stival.

La conmocionante situación se registró en Sicilia, Italia cuando el nene de sólo 8 años descubrió el romance oculto entre su mamá y su abuelo paterno.

En un principio, Panarello había tratado de fingir que su hijo había sido secuestrado, denunciando a la policía que lo había llevado a la escuela y que cuando lo había ido a buscar y ya no estaba.

La policía comenzó a sospechar de la madre del pequeño asesinado, cuando el juez Andrea Reale revisó las imágenes de las cámaras de seguiridad de la escuela y advirtió que las grabaciones no coincidían con la historia de la mujer.

Por lo tanto, las posteriores investigaciones determinaron la culpabilidad de la madre asesina, quien ahora permanecera 30 años en la cárcel, según lo dictaminado por la justicia italiana.

Deja tu Comentario:

comentarios: