Peregrinación de la juventud en Tucumán

Noticias en Tucuman

Este domingo 14 más de 4.000 jóvenes de distintas parroquias y movimientos tendieron un puente de devoción entre la basílica de La Merced, patrona de Tucumán, y el santuario de Nuestra Señora de Schoenstatt, en Villa Carmela, Tafí Viejo. Fueron 18,6 kilómetros que transitaron entre canciones, risas y mucha alegría.
La caminata estuvo inspirada bajo el lema “Con María, callejeros de la Fe”, tomada de Evangelii Gaudium 106, destacando el protagonismo misionero de los jóvenes, expresión de una Iglesia que no se encierra en sí misma sino que sale al encuentro del hombre en las periferias existenciales. La imagen de la Virgen de la Merced fue la que precedió el singular convoy, abriendo el camino y los corazones de los vecinos que contemplaban expectantes el paso de los peregrinos y recibían de los jóvenes papelitos impresos con twits del Papa.
El acontecimiento fue singular ya que se celebraban los 40 años de la 1° Peregrinación de la Juventud (desde 1974) y se propuso un cambio del destino tradicional con motivo de los 100 años de la alianza de amor con la Virgen en el Santuario de Schoenstatt, puesto que en este Año Jubilar, el Papa ha concedido indulgencias plenarias para los que visiten cualquiera de los 200 santuarios de Schoenstatt dispersos por el mundo.
La primera visita de la jornada fue al Seminario Mayor de Tucumán en donde los jóvenes rezaron por las vocaciones y realizaron un abrazo simbólico.
Luego peregrinaron hasta Lomas de Tafí, donde compartieron un almuerzo. Transitaron hasta el centro de la ciudad de Tafí Viejo (Plaza Mitre) donde se realizó una adoración eucarística a cargo de la Parroquia inmaculada Concepción que también cumplía 100 años. Allí se rezó especialmente la oración del futuro Congreso Eucarístico Nacional.
Finalmente los jóvenes arribaron al Santuario de Schoenstatt, donde se celebró la Santa Misa y muchos sellaron una alianza de amor con María. El Papa Francisco envió también sus saludos para la ocasión por medio de una carta escrita por nuestro Arzobispo que estuvo en audiencia privada con él.
Fue una fiesta de la fe, desbordante de color y de alegría.

Deja tu Comentario:

comentarios: