¿Por qué el nuevo Papa eligió el nombre Francisco I?

Noticias en Tucuman

Jorge Mario Bergoglio llevará ese nombre como Pontífice. Es una tradición que se remonta a los orígenes de la religión. De dónde viene. Cuáles son los nombres más usados.

Jorge Mario Bergoglio es el Papa número 266 de la Iglesia católica y jefe de Estado de la Ciudad del Vaticano y será conocido con el nombre de Francisco I.

Ha resultado una sorpresa absoluta tanto la elección de Bergoglio como la de su nombre. Jorge Mario Bergoglio es jesuita y la adopción del nombre de Francisco tiene mucho que ver con esto.

Francisco de Jasso Azpilcueta Atondo y Aznares de Javier, más conocido como Francisco Javier fue un religioso y misionero navarro de la Compañía de Jesús.

Francisco Javier fue un importante misionero jesuita, miembro del grupo precursor de la Compañía de Jesús y el más relevante colaborador de San Ignacio de Loyola, fundador de los jesuitas. Destacó por sus misiones que se desarrollaron en el oriente asiático y en Japón y recibió el nombre de Apóstol de las Indias.

Los nombres más usados

Juan, Gregorio, Benedicto, Clemente, León, Inocencio, Pío y Esteban. Esos han sido los nombres más utilizados entre los sucesores de San Pedro. Pero ¿Por qué los Papas cambian de nombre? Hay una explicación teológica fundamentada en la Biblia: Dios siempre cambiaba de nombre a aquellas personas a quienes encomendaba una misión determinada, como por ejemplo Abraham o, sin ir más lejos, San Pedro, cuyo original era Simón.

Debido a esa antigua costumbre el sumo pontífice modifica su nombre una vez que asume la misión de convertirse en la cabeza visible de la Iglesia. La elección del nombre es más bien personal, y puede tener que ver con la intención de querer honrar a alguno de sus predecesores, de latinizar su nombre real o querer llevar el nombre de un santo.

Una vez elegido Papa, y cuando ya modificó su nombre, la manera en que el nuevo pontífice deberá ser llamado es proclamada a la multitud desde el balcón de la Basílica de San Pedro por el cardenal Protodiácono después de la famosa frase “Habemus Papam”.

Originalmente, los papas suelen mantener su nombre de pila. La costumbre cambió en 996 cuando Gregorio V abandonó su nombre de pila, Bruno. Ciento treinta y uno de sus 133 sucesores harían lo mismo.

En el caso de Joseph Ratzinger, la última autoridad papal, eligió el nombre de Benedicto XVI en referencia a Benedicto XV, el Papa de la paz durante la Primera Guerra Mundial.

Deja tu Comentario:

comentarios: