Preocupación radical por la candidatura testimonial de José Cano

Noticias en Tucuman

“José Cano no va a asumir como diputado, su candidatura es testimonial y le va a hacer mucho daño a la Unión Cívica Radical”. La afirmación del veterano militante de la UCR suena convincente para su interlocutores, y fundamentos no le faltan.

José Cano es senador nacional desde el año 2011 y tiene mandato hasta el 2017. Desde que ocupó la banca fue ganando consenso dentro del bloque lo que le permitió asumir su presidencia desde el 10 de diciembre de 2012, además de encabezar la Comisión de Salud de la Cámara Alta.

“Fijate vos si va a resignar semejante posición para bajar a la Cámara de Diputados donde están los principales dirigentes nacionales del partido, empezando por Ricardo Alfonsín, para empezar a hacerse de abajo y remarla de nuevo… nadie lo haría y él tampoco”, dice el militante aplicando el más elemental sentido común.

Ahora bien, entonces ¿por qué se lanza a la campaña? El veterano militante dice que hay dos razones. La primera de índole puramente política. A pesar de la banca que ocupa y de diez años de presencia en las primeras filas de la política tucumana, Cano todavía necesita posicionarse y hacerse más conocido para aspirar al salto más importante de su trayectoria: la Gobernación de la provincia en 2015. Para eso necesita de los espacios publicitarios de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) de agosto y de las legislativas de octubre.

La segunda y oculta razón que esgrime el interlocutor (y a la que considera de más peso, en el sentido más literal del término) es porque “tiene un compromiso que pasa por la billetera con uno de los candidatos”. La mesa de los contertulios exige precisiones. El militante esquiva, amaga. Trata de salir jugando pero le cierran el paso. No cede pero pregunta: “¿Me podés explicar qué hace Juan Casañas en la lista? Durante cuatro años no hizo nada. Se había trepado a la lista del 2009 desde un piquete cerca de Las Cejas y se ve que le gustó el sillón”.

Lo coloquial no le quita contundencia. Los interlocutores guardan silencio. El veterano militante, con rostro más aliviado, promete cifras (no de votos) para el próximo encuentro pero antes deja un consejo: “Cano no quiso que la lista del Acuerdo Cívico y Social llevara a las dos mejores ofertas electorales de la provincia para enfrentarlo a Alperovich, aceptó a Silvia Elías de Pérez pero lo hizo a un lado a Roberto Sánchez y eso nos privó de tener una presencia provincial sólida”.

Y finalizó: “La maniobra se completa, entra uno (en el mejor de los casos dos) diputados por Tucumán, Cano no asume, se corre la lista y Juan Casañas sigue sentado inoperando por los próximos cuatro años. Y decenas de años de principios radicales, trabajo y militancia se siguen regalando…”

©eldiario24.com

Deja tu Comentario:

comentarios: