Salsa criolla

Noticias en Tucuman
Creo que la foto no le hace mucha justicia. Es ese tipo de recetas que las hago con un poco de hambre y termino teniendo más ganas de comerla que de sacarle fotos.
Lleva solo 3 ingredientes que se pueden encontrar en cualquier lado todo el año, es saludable y además lleva poco tiempo de preparación.
Implica picar todo bien chiquito, meterlo en la heladera y en un rato, ¡bam! tenés una salsa para usar en lo que quieras, para poner sobre un pan, una galleta,  para acompañar una pasta o condimentar una ensalada.

Nunca supe las proporciones exactas, recomiendo partir poniendo la misma cantidad de cada cosa, probarlo y modificarlo a gusto.

La idea es jugar con los colores, puede ser una salsa amarilla, violeta y roja (con morrones o pimientos dulces amarillos, cebolla colorada y tomates rojos). O se puede hacer también blanca, roja y verde, o blanca, violeta y roja como la de la foto.

El de la foto está recién hecho, pero la idea es dejarlo en la heladera un rato para que suelte liquido (suelta bastante) y que se mezclen los sabores.

Se pueden hacer variantes dependiendo del tipo de morrón, el tipo de cebolla (por ejemplo, la colorada es mas suave que la blanca, y ultimamente también eh visto que venden una variedad dulce), y el tipo de tomate (perita, americano, cherry, etc).

Desde hace un tiempo estoy intentando comprar productos orgánicos, porque son más saludables ya que no usan pesticidas ni agrotóxicos, respetan el suelo, y además en general tienen un mejor sabor.

El tomate orgánico es realmente diferente del “común”, es muchísimo más sabroso. Si no les motiva  comprar productos orgánicos porque son más saludables y ecológicos, igual deberían hacerlo simplemente por un tema de sabores. Lo recomiendo. Y ahora en el hemisferio sur estamos en verano, así que es plena temporada de tomates. ¡Hora de aprovechar!

Ingredientes para la salsa criolla.

  • 1 taza de morrón (o “pimientos dulces” como se los nombra en algunos países) aproximadamente.
  • 1 taza de cebolla aprox.
  • 1 taza de tomate aprox.
  • sal
  • orégano (opcional)
Preparación:
1. Picar. Lo más importante de esta receta es picar todo bien chiquito, en cuadraditos lo más prolijos posibles.

2. Mezclar.
Una vez que esta todo picado, se mezcla media taza de cada ingrediente en un bowl.

3. Probar. Se prueba y se agrega el resto de los ingredientes a gusto. No hay porque poner todo de la misma cantidad, confíen en su paladar para encontrar la proporción que les guste. Quizás les gusta suave: con 1 taza de tomate, 1 de morrón y solo media de cebolla, o mas intenso, con más morrón y cebolla que tomate.

Se que a mucha gente le cuesta experimentar en la cocina y necesitan seguir una receta al pie de la letra para sentirse seguros. Hasta cierto punto esto está bien, pero también está bueno dejar los miedos de lado, y convertir la cocina en un campo de juego y un laboratorio, todo a la vez.
Cocinar puede ser divertido, y cada plato puede ser una aventura de colores, aromas y sabores.

4. Dejarlo reposar.
Una vez que se condimenta con sal y orégano (y si quieren algo picante, también puede ser interesante) se deja en la heladera unas horas. El de la foto no aguantó tanto, se fue al instante. 😛

Espero escuchar sus comentario y experiencias si llegan a hacer esta receta u otra del blog.
Recuerden que se pueden unir al grupo de facebook que cada vez está más grande e interesante. Se esta generando una linda comunidad en donde compartir dudas, experiencias y opiniones.
Pueden entrar haciendo clic aqui o buscando “recetas veganas” en facebook.

pd: ¡Gracias a Ronnie por la receta!

Deja tu Comentario:

comentarios: