Vendían cocaína y marihuana simulando pasear un bebé en coche

Noticias en Tucuman

Conocido como “El Gordo del Palo” fue arrestado el domingo por personal de la Dirección General de Drogas Peligrosas (Digedrop) luego de una investigación de más de dos meses en la que se comprobó que utilizaba a su nieto para vender marihuana y cocaína.

“El Gordo del Palo” y su esposa “La Estrellita”, utilizaban como “pantalla” el cochecito en el que sacaban a pasear a su nieto, que tiene apenas unos meses de vida, para esconder los estupefacientes que le vendían a jóvenes de los barrios El Sifón, Trulalá, La Bombilla y Barrio Norte.

La detención del imputado se realizó durante un allanamiento que se produjo al mediodía en una vivienda ubicada en Alberti al 1.100. En ese operativo los uniformados se incautaron de $ 1.500, 2,5 kg de marihuana y de casi 100 gramos de cocaína en sus variedades conocidas como “Alita de mosca” y “Escamas de pescado”. Estas dos variedades, según explicó la Policía, se caracterizan por tener un elevado grado de pureza que la diferencia de la “pasta base”.

De acuerdo con la investigación, que fue ordenada por el juez Federal Fernando Poviña, que está subrogando el Juzgado Federal N°1, la pareja solía sentarse en la vereda de su casa con el cochecito de su nieto. Una vez ahí, simulaban mecer al niño pero cuando los compradores se acercaban, sacaban del interior del coche envoltorios de distintos tamaños que le vendían a los consumidores.

La cocaína se vendía fraccionada y, de acuerdo con el tamaño del envoltorio, era el precio que se pagaba: iba de $ 10 a $ 50, mientras que las variedades más puras se vendían a $ 100 y a $ 200, respectivamente. En tanto que la marihuana se vendía fraccionada en envoltorios que costaban $ 70.

El operativo estuvo supervisado por el jefe de la Digedrop, el comisario Fabián Salvatore, y contó con el apoyo del Grupo Cero.
FuenteUn sujeto conocido como “El Gordo del Palo” fue detenido ayer por personal de la Dirección General de Drogas Peligrosas (Digedrop) luego de una investigación de más de dos meses en la que se comprobó que utilizaba a su nieto para vender marihuana y cocaína.

“El Gordo del Palo” y su esposa “La Estrellita”, utilizaban como “pantalla” el cochecito en el que sacaban a pasear a su nieto, que tiene apenas unos meses de vida, para esconder los estupefacientes que le vendían a jóvenes de los barrios El Sifón, Trulalá, La Bombilla y Barrio Norte.

La detención del imputado se realizó durante un allanamiento que se produjo al mediodía en una vivienda ubicada en Alberti al 1.100. En ese operativo los uniformados se incautaron de $ 1.500, 2,5 kg de marihuana y de casi 100 gramos de cocaína en sus variedades conocidas como “Alita de mosca” y “Escamas de pescado”. Estas dos variedades, según explicó la Policía, se caracterizan por tener un elevado grado de pureza que la diferencia de la “pasta base”.

De acuerdo con la investigación, que fue ordenada por el juez Federal Fernando Poviña, que está subrogando el Juzgado Federal N°1, la pareja solía sentarse en la vereda de su casa con el cochecito de su nieto. Una vez ahí, simulaban mecer al niño pero cuando los compradores se acercaban, sacaban del interior del coche envoltorios de distintos tamaños que le vendían a los consumidores.

La cocaína se vendía fraccionada y, de acuerdo con el tamaño del envoltorio, era el precio que se pagaba: iba de $ 10 a $ 50, mientras que las variedades más puras se vendían a $ 100 y a $ 200, respectivamente. En tanto que la marihuana se vendía fraccionada en envoltorios que costaban $ 70.

El operativo estuvo supervisado por el jefe de la Digedrop, el comisario Fabián Salvatore, y contó con el apoyo del Grupo Cero.

Deja tu Comentario:

comentarios: