Virgen de Guadalupe no existe, es solo una fabula inventada por los mexicanos, expone el Papa Francisco.

Noticias en Tucuman

Una serie de declaraciones realizadas por el Papa Francisco han causado revuelo en las redes sociales. Y es que las palabras que la cabeza de la iglesia católica ha dicho, ha incomodado a su parte más ortodoxa. “Al igual que la fabula de la Virgen de Guadalupe.
La virgen de Guadalupe es solo una fabula, y no hay fuego en el infierno

El papa Francisco expuso en una declaración este viernes pasado, 18 de julio del 2014, que la tan adorada y querida virgen de Guadalupe NO existe.
Un hombre que está ahí para revelar muchos de los antiguos “secretos” de la iglesia católica es el Papa Francisco. El papa en una visita a España este pasado mes, tuvo una misa en la catedral principal de este país, El sagrado Corazón, donde por más de dos horas mantuvo a una gran multitud pendiente y concentrada de todo lo que decía.
Al final de la misa, fue cuestionado por un periodista sobre la supuesta canonización de la Virgen de Guadalupe en México y si iba a suceder en su próxima visita a México que esta pronosticada para mayo del 2015.
El papa dijo: “A través de la humildad, la introspección y la contemplación orante hemos adquirido una nueva comprensión de ciertos dogmas. La iglesia ya no cree en muchas cosas como por ejemplo, el infierno literal, donde la gente sufre. Esta doctrina es incompatible con el amor infinito de Dios. Dios no es un juez, sino un amigo y un amante de la humanidad. Dios busca no para condenar sino para abrazar.
Al igual que la fábula de la virgen de Guadalupe inventada en América, vemos el infierno como un recurso literario. El infierno no es más que una metáfora del alma aislada, que al igual que todas las almas en última instancia, están unidos en amor con Dios”.
El papa sin permitir ser interrumpido continuo:
“Las imágenes con las que la sagrada Escritura nos presenta el infierno deben interpretarse correctamente. Expresan la completa frustración y vaciedad de una vida sin Dios. El infierno, más que un lugar, indica la situación en que llega a encontrarse quien libre y definitivamente se aleja de Dios, manantial de vida y alegría.
Así resume los datos de, la fe sobre este tema el Catecismo de la Iglesia católica: «Morir en pecado mortal sin estar arrepentidos ni acoger el amor misericordioso de Dios, significa permanecer separados de él para siempre por nuestra propia y libre elección. Este estado de autoexclusión definitiva de la comunión con Dios y con los bienaventurados es lo que se designa con la palabra infierno”.
Fuente: Agencias

Deja tu Comentario:

comentarios: