Noticias en Tucuman

Luego de una entrevista que duró más de una hora, la comisión de Peticiones y Acuerdos de la Legislatura le dio dictamen favorable al pliego que propone como juez penal al abogado Facundo Maggio. Cumplido este paso, el jueves será debatido en el recinto de la Legislatura y todo indica que será aprobado.

Maggio es propuesto por el gobernador Juan Manzur para juez de Instrucción Penal de la II Nominación de la Capital a pesar de la oposición de organismos de derechos humanos y de diversos dirigentes políticos.

La reunión de la comisión, que preside la oficialista Sandra Mendoza, arrancó a las 11 de hoy. Analizó este y otros cinco pliegos enviados por Manzur: María del Rosario Arias (será jueza civil en Documentos y Locaciones de la Capital), Leonardo Andrés Toscano (juez de Primera Instancia del Trabajo de la Capital), Mariela Viviana Donaire (jueza civil en Familia y Sucesiones de Concepción), Tomás Ramón Alba (juez de Primera Instancia del Trabajo de Concepción) y Carlos Rubén Molina (juez en lo Civil y Comercial Común de Concepción).

Luego de entrevistar en menos de dos horas al resto de los candidatos, llegó el turno del letrado cuestionado, entre otras cosas, por haber defendido a acusados en juicios por delitos de lesa humanidad. Maggio ingresó a la sala de reunión a las 13 y se retiró a las 14.20. Finalmente, la comisión votó a favor suyo por cinco votos contra uno. De ese modo, el pliego llegará el jueves al recinto y se descuenta que el oficialismo hará valer su mayoría para aprobarlo.

En el recinto, los legisladores deberán votar a favor o en contra de los postulantes propuestos por el gobernador a instancias de la preselección del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM).

Maggio había estado a punto de asumir como juez el año pasado, pero una carta de Estela de Carlotto, de Madres de Plaza de Mayo, había llevado a Manzur a retirar el pliego.

Quienes impulsan la impugnación de su candidatura tuvieron la oportunidad de exponer en la Legislatura. Rodrigo Scrocchi, en representación de organismos de DDHH, expresó ante la comisión que Maggio, al ejercer la defensa de imputados en causas por delitos de lesa humanidad perpetrados en la última dictadura, generó dilaciones procesales a través de sus planteos y presionó a testigos de esos juicios. Ariel Osatinsky, del PO, sostuvo que Maggio no sólo llevó una defensa técnica, sino además “ideológica”. Rossana Teves, por su parte, cargó por el parentesco del letrado con el ministro fiscal, Edmundo Jiménez.


Comentarios