Alperovich pedirá a Moreno que no haya trabas para el azúcar

La figura de Guillermo Moreno vuelve a aparecer en la actividad azucarera. El gobernador José Alperovich adelantó ayer que se reunirá con el secretario de Comercio Interior de la Nación, para solicitarle que se flexibilice la exportación de azúcar. El mandatario cree que de esa manera se logrará rapidez y fluidez en las autorizaciones para la venta al exterior de azúcar, ante los grandes volúmenes que existen en el mercado, según la estimaciones oficiales.

El jefe del Ejecutivo también considera que se logrará así “tonificar” el decaído precio del producto, que ha generado, entre otros motivos, la actual crisis azucarera.

La declaración de Alperovich fue reconocida por los sectores industrial y cañeros. “A la Argentina le sobra azúcar y la exportación no producirá desabastecimiento ni impulsará un aumento del precio al consumidor. Además, el país necesita dólares y podrá obtenerlo mediante la exportación de azúcar. Estoy de acuerdo con la gestión que plantea el gobernador para dar fluidez a la exportación”, dijo Julio Colombres, titular del Centro Azucarero Regional de Tucumán (CART).

El Poder Ejecutivo (PE) admitió la necesidad de facilitar la salida del producto con la intención de “sanear” la plaza interna. La decisión del gobernador se enmarcó también en el “acta compromiso” que firmaron los ingenios y las entidades cañeras, que representan a los productores, rubricada hace 15 días atrás. En ese texto quedó contemplado el compromiso de los empresarios a exportar el excedente de la campaña anterior, de alrededor de 200.000 toneladas, no vender “azúcar blanco tipo A” de la zafra 2013, hasta el 30 de junio, y un control efectivo del nuevo Instituto de Promoción del Azúcar y Alcohol de Tucumán (Ipaat), respecto de la producción y a la comercialización al exterior.

Los agricultores solicitaron también al Gobierno provincial que interceda ante el secretario de Comercio Interior para un incremento del valor del denominado “azúcar barato”, de $ 75 a $ 95 o $ 100. Se trata de la exigencia del Estado nacional de que cada azucarero (industrial o cañero) aporte un 6% de su producción para establecer un precio bajo de la marca “Dominó”, que se comercializa en supermercados de Buenos Aires.

La organización Cañeros Unidos del Este, a su vez, elevó el pedido e incluyó que la Casa Rosada disponga “un dólar diferencial”, por encima de la cotización oficial, de $ 5,28 (al cierre de ayer). El vicepresidente de esa entidad, Marcelo Fernández, expresó que el trámite del titular del Ejecutivo local formará parte de un paquete de alternativas que impulse el precio de la bolsa de azúcar de 50 kilogramos, condición que ha desembocado en un estado de “quebranto” de los pequeños cañeros, según afirman desde el sector.

El Ipaat, organismo creado por la nueva ley azucarera, estableció como garantía de exportación para este año, un excedente máximo de 1,1 millón de toneladas, lo que representará un 42,42% de la producción total. Estimó que la zafra 2013 llegará a un 1,7 millón de toneladas.

Deja tu Comentario:

comentarios: