Noticias en Tucuman

Un hombre se puso furioso en un restaurante en Nueva York después de escuchar a los empleados hablar en español y amenazó con llamar a las autoridades de migración. El incidente, que fue captado en un video, ocurrió este martes en Fresh Kitchen en Manhattan, y fue publicado en las redes sociales.

La página del estudio de abogado de Aaron.

“Tus empleados están hablando en español a los clientes cuando deberían hablar inglés”, le dijo Aaron Schlossberg, abogado, al encargado del lugar. Un empleado del restaurante intentó darle explicaciones al hombre, pero lo interrumpió. Algunos de los clientes se molestaron con el hombre y le dijeron: “Estamos en Estados Unidos!” “Eres un ignorante”.

Al salir del restaurante, el hombre se dio la vuelta y encaró nuevamente al encargado y lo acusó de contratar a trabajadores indocumentados. “Yo creo que no tienen documentos, así que voy a llamar al ICE para que los saquen del país. Tuvieron las agallas de venir aquí y están viviendo de mi dinero. Yo pago sus prestaciones sociales, mi dinero es el que les permite estar aquí. Lo menos que pueden hacer es hablar en inglés” acusó.

Algunas personas identificaron al furioso cliente como participante de una junta de extrema derecha que protestaba por el discurso que pronunció la activista política Linda Sarsour en la ceremonia de graduación de la Universidad de la Ciudad de Nueva York.

La revancha

La comunidad mexicana tomó cartas en el asunto en internet y comenzó una dulce venganza. Mediante la plataforma Go Fund Me, un sitio online para recaudar fondos, están juntando dinero para enviar a la oficina del abogado, mariachis y un camión de “tacos”.

“La plataforma gratuita número uno y la más fiable para recolectar fondos. La plataforma gratuita número uno y la más fiable para recolectar fondos” debía colectar 500 dólares para dicho fin.

Uno de los pagos para juntar fondos.

Pero a las 15 horas, en la campaña se había recaudado más del doble de su objetivo: reunieron mil 94 dólares y dando pie a que los organizadores guarden en secreto la fecha y la hora de la fiesta, en caso de que se presenten manifestantes opositores.

“Estamos pidiendo que el mariachi cante la famosa, adorable y cariñosa canción infantil en español La Cucaracha”, se lee en la campaña de Go Fund Me, añadiéndose que habían decidido “contrarrestar el odio y el racismo con el sonido de la música”.

Los organizadores además, prometieron asimismo grabar en video al mariachi, “siempre y cuando no lo corran los guardias de seguridad”, escribieron.

Junto con los tacos, el grupo también planea dar a Schlossberg y a todos sus empleados una copia de la totalidad de los estatutos federales y estatales en los cuales se menciona que los inmigrantes indocumentados no califican para recibir asistencia social.

Comentarios

Deja tu Comentario:

comentarios: