Avisó que estaba embarazada y al día siguiente la dejaron en la calle

Una joven denunció a la empresa Natania ante el Inadi y la Secretaría de Trabajo por un despido basado en la discriminación por su condición de futura madre.

Una joven madre denunció a la empresa inmobiliaria Natania de haberla despedido por su condición de embarazada.

Daiana Cazalas prestaba servicios en la firma desde junio de 2015. El 1 de marzo envió un mail al departamento de Recursos Humanos de la empresa informando que estaba embarazada y poniendo en conocimiento de las autoridades que su condición había sido explicada esa misma fecha a su superior inmediata en la sucursal de Tucumán.

Según el relato de Cazalas, no recibió respuesta a la notificación ese día. A la mañana siguiente, cuando se presentó a trabajar, fue recibida en la puerta de la empresa por un escribano que le informó que, desde ese momento, quebaba despedida sin causa, relató.

“No me imaginaba que todavía existan casos de discriminación de este tipo. Impedir que vos, como mujer, trabajes y planifiques tu familia era inconcebible”, lamentó Cazalas.

La joven se dirigió en ese momento al Instituto Nacional contra la Discriminanción, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), donde le tomaron la denuncia. Más tarde, hizo lo mismo en la Secretaría de Trabajo de la Provincia.

Cazalas tiene 27 años y es madre de un niño de siete. Junto a su marido, Juan Manuel Lucic, había decidido ampliar la familia, en vista de que ambos tenían trabajo estable. La joven, al enterarse de su embarazo, resolvió confiar su situación a su superior. En lugar de recibir felicitaciones, indicó, la mujer lo tomó como un contratiempo. “Me dijo ‘es un problema tuyo, no mío, fijate cómo te comunicás con recursos humanos’. Parece increíble la respuesta viniendo de una mujer, aunque el mal trato ya venía siendo frecuente con todos los empleados de la sucursal”, aseguró.

La joven indicó que recibió una indemnización limitada, ya que no se contempló la situación de discriminación en la que incurrió la empresa. “Casi todo se me fue en cancelar deudas, porque tengo un bebé en la panza y tuve que sacarme de encima todas las cuotas en las que me había metido, pensando que mi trabajo era estable. Yo estaba en planta permanente”, remarcó.

Cazalas reclamó que, contrario a lo que marca la ley, en el momento del despido también se quedó sin obra social, por lo que la indemnización tuvo que cubrir el pago de manera particular de todos los estudios que ya se había realizado. Aun así, asegura, cayó en un estado de nervios que le produjo pérdidas.

“Estoy en reposo absoluto, no me puedo mover porque esta situación me está afectando el embarazo. ¿Cómo voy a mantener a mis hijos? No estoy sola, pero planifiqué mi familia de manera responsable, contando con el sueldo que me ganaba trabajando decentemente. ¿Quién me va a dar un empleo estando embarazada? Ni siquiera puedo salir a buscarlo porque el médico me ordenó reposo”, lamentó.

La ley

La legislación argentina ampara especialmente a las mujeres embarazadas en el ámbito laboral. La ley 20.744 de Contrato de Trabajo establece las pautas que deberán cumplir los empleadores cuando una trabajadora espera un hijo.

El artículo 178 de la norma establece que se presume (salvo que el empleador pruebe lo contrario) que el despido de una mujer obedece al embarazo cuando la mujer haya cumplido su obligación de notificar y acreditar su estado. “Garantízase a toda mujer durante la gestación el derecho a la estabilidad en el empleo. El mismo tendrá carácter de derecho adquirido a partir del momento en que la trabajadora practique la notificación”, establece el artículo 177 de la ley.

La Argentina, además, adoptó el Convenio sobre la Maternidad en el año 2000 como miembro de la Organización Internacional del Trabajo.
La empresa

Natania es una firma inmobiliaria nacional que tiene sucursal en Tucumán en calle 9 de Julio 142. Propone diversos planes de financiación para la adquisición de viviendas, la mayoría, a largo plazo. En su página web promociona cerca de 90 modalidades de pago para la compra de casas y departamentos. “Contamos con diversas opciones, planes, financiación, y oportunidades flexibles para ser la mejor opción inmobiliaria para miles de familias que aún no tienen casa propia”, indica.
De acuerdo al relato de la ahora ex empleada, las quejas contra la empresa son frecuentes. Los clientes reclaman que pagan los planes por viviendas que tardan muchos años de llegar o, directamente, no llegan nunca, indica Cazalas. Otro de los reclamos más frecuentes tienen que ver con la atención que reciben por parte de la encargada, agrega, situación que le trajo muchos inconvenientes en su trabajo.

“Que no le pase a nadie más”

Cazalas asegura que seguirá adelante con los trámites administrativos y judiciales correspondientes para que la empresa asuma su responsabilidad por el despido que, sostiene, es discriminatorio.

Sin embargo, la joven indicó que busca hacer público su caso para advertir a otras mujeres que buscan trabajo. “Que a nadie le pase lo que me pasó a mí: planificar con amor y responsabilidad una familia, buscar sostenerla honradamente con trabajo y quedarme en la calle. Que esto que me pasó a mí no le pase a otra mujer”, pidió.

 

Fuente: http://www.periodicomovil.com.ar/nota/sociedad/3412/aviso-estaba-embarazada-al-dia-siguiente-dejaron-calle.html

Deja tu Comentario:

comentarios: