Noticias en Tucuman

En Bolivia crece la polémica en torno al consumo de dióxido de cloro, utilizado como presunto tratamiento contra el covid-19 pese a la falta de evidencias científicas. 
En ese marco, el Senado —donde el Movimiento al Socialismo (MAS) tiene la amplia mayoría de escaños— aprobó el martes pasado un proyecto de ley que autoriza “la elaboración, comercialización, suministro y uso de la solución de dióxido de cloro para la prevención y tratamiento del coronavirus”, publicó la Asamblea Legislativa Plurinacional en su portal oficial. 
Según establece la normativa, la fabricación necesitará la autorización del órgano rector competente. “Los Gobiernos departamentales y municipales deberán garantizar el suministro en el sistema de salud público”, añade el comunicado. Además, se determina desarrollar “campañas sobre el uso adecuado”. 
En esa línea, se aclaró: “Algunas personas terminan comprando este producto en el mercado negro y sin ningún tipo de regulación, por lo que debe existir una ley que controle el comercio y su producción”. Así, su uso sería voluntario, y no obligatorio. Para entrar en vigencia, la ley debe contar con la revisión positiva de la Cámara de Diputados y el visto bueno de la presidenta boliviana. 

Sin embargo, las autoridades sanitarias advierten sobre los daños en el cuerpo humano. Al día siguiente que se aprobó la iniciativa, el Ministerio de Salud emitió una serie de aclaraciones, explicando las consecuencias adversas que esto puede ocasionar: “El dióxido de cloro es una sustancia utilizada como desinfectante de superficies y blanqueador de materiales orgánicos. Su ingesta tiene diversos efectos secundarios”, subrayó el Comité Científico Nacional.
Entre ellos, se destacan: “Falla respiratoria, metahemoglobinemia, prolongación del espacio QT en el electrocardiograma, hipotensión causada por deshidratación, falla hepática aguda, anemia hemolítica, vómitos, diarrea severa y trastornos hidroelectrolíticos”.
De hecho, se informó que al menos diez personas ya padecieron algún tipo de intoxicación o envenenamiento por consumir esta clase de compuestos químicos, como posible prevención contra el coronavirus. 

En ese contexto, aumenta la disputa entre las autoridades sanitarias nacionales y médicos locales, que sí promueven su uso. De hecho, la Universidad Técnica de Oruro (UTO) anunció que iniciará la producción del dióxido de cloro para tratar al coronavirus, y cuenta con el apoyo de la Alcaldía. 
En la ciudad de Tarija, el rector de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS), Gonzalo Gandarillas, adelantó que si se aprueba la ley que fomenta la producción, la casa estudios iniciaría la elaboración a gran escala: “Hay muy buenas informaciones anteladas de los beneficios del dióxido de cloro y a cambio no hay buenas informaciones de toxicidad o efectos adversos”, señaló. 
Hasta el momento,  Bolivia reporta 59.582 contagios confirmados de covid-19, incluyendo a la jefa de Estado Jeanine Añez. Sobre los fallecidos, el número oficial es de 2.151 decesos.

Fuente: https://www.cronica.com.ar/mundo/Polemica-en-Bolivia-toman-dioxido-de-cloro-como-presunta-cura-para-el-coronavirus-20200721-0014.html

Comentarios