Ladron violador
Noticias en Tucuman

El viernes por la noche, Laura, de 42 años, preparó la cena para sus cuatro hijos. El más chico tiene cinco años, el más grande cumplió 10 hace poco. Les dio de comer a todos, les puso los pijamas, se acostó junto a ellos en la única cama que tienen en la pequeña casa que comparten en la localidad de Matheu, partido de Escobar. A las 7 de la mañana del día siguiente comenzó lo que se convirtió en el peor momentos de sus vidas: un vecino de 18 años entró a robar a la vivienda para luego golpear y violar a la mujer delante de los cuatro chicos.

El delincuente, llamado Nicolás Villagra, fue detenido horas más tarde mientras dormía en su casa que queda exactamente a la vuelta de la de Laura.

Luego de lo sucedido, Laura -un nombre de fantasía empleado para proteger su identidad- pidió auxilio a su hermana y su madre que viven en el mismo terreno que el suyo, en la casa de adelante. Fueron ellas quienes llamaron a la policía y luego acompañaron a la mujer al Hospital Erill de Escobar donde fue asistida. Allí, un médico constató las lesiones producidas por la violación.

Algunas horas más tarde, Laura fue acompañada por policías hasta el despacho del fiscal especializado en delitos sexuales Christian Fabio, donde relató cómo se inició el calvario.

“Cerca de las 7, uno de mis hijos se levanta para ir al baño, que queda afuera de la casa. Antes de salir me dice que había visto pasar un hombre caminando por el patio, pero no le di importancia porque adelante vive el resto de mi familia y creí que era mi hermano que estaba dando vueltas. Un par de minutos más tarde entra un hombre que tenía agarrado a mi hijo. Tenía la cara descubierta y después se la tapó con un pañuelo de la nariz para abajo. Lo reconocí de inmediato. Era el hijo de Jorge Villagra, un chico al que le dicen ’Sam’ y es mi vecino. Mi nene me mira y me dice ’Mami, entró’”.

Laura es madre soltera. Vive hace ya varios años en Matheu en el terreno familiar. Mantiene a sus chicos gracias a la Asignación Universal y al subsidio de la garrafa social. La semana pasada había recibido ese dinero y lo había guardado junto a otros ahorros: Villagra quería esa plata.

Laura continuó su declaración ante el fiscal Fabio: “Apenas entra Villagra me dice ’¡Quedate quieta y acostate en la cama! ¡Dame la plata! ¿Dónde tenés la plata?’. Yo le contesté que no tenía dinero, pero él seguía insistiendo. Como yo me negaba, me tiró en la cama. Ahí empezó a revisar hasta que le dije que sólo tenía la plata de la AUH escondida entre las remeras. Él la agarró. Pero no se quedó conforme. Quería más. Después de eso, empezó la violación”.

La víctima lo pronunció como pudo, aún en estado de shock : “Me ató las manos atrás del cuerpo con unos cordones. Me levantó la pollera que tenía puesta e intentó abrirme las piernas. Yo las corría de un lado para el otro pero luego de varios intentos me ganó con la fuerza, me agarró de las pantorrillas y me penetró. Mientras lo hacía tenía en sus manos una cuchilla grande y había apoyado un fierro con punta al costado de la cama. Me amenazaba diciéndome: ’Abrí las piernas porque acuchillo a tus hijos’. Me penetró en dos o tres oportunidades. Yo me quedaba quieta por temor a que mate a uno de mis hijos. Luego me dio vuelta y me penetró. Yo seguía aterrada”.


Luego del abuso, Villagra seguía buscando dinero y amenazándola. “Si me estas mintiendo y tenés plata te voy a apuñalar a uno de los chicos y si llego a encontrar plata también te voy a matar a vos”, fue la frase que le repitió en varias oportunidades. Finalmente el hombre encontró $37.000 que Laura había escondido y que estaba ahorrando: “Yo ese dinero lo estaba guardando para hacerles una pieza a los chicos”. Ya con el efectivo en un bolso, el ladrón escapó por la puerta.

Con los chicos temblando de miedo y llorando, Laura salió a los gritos a la puerta y fue asistida por su hermana y su mamá que recién llegaban de visitar una feria barrial.

Así, comenzó la búsqueda de “Sam” Villagra. No le fue difícil encontrarlo a la Policía Bonaerense. Estaba durmiendo plácidamente en su casa, que queda a 100 metros de la de Laura. En el allanamiento a la vivienda, que fue comandado por el fiscal Fabio y su equipo de la UFI 4, encontraron la cuchilla con la cual amenazó a la familia, el dinero sustraído y la ropa que llevaba puesta al momento del ataque.

Villagra quedó inmediatamente detenido y fue llevado al día siguiente a prestar declaración indagatoria. Prefirió no hablar. Ahora los investigadores intentan determinar si el hombre que cumplió 18 años el pasado 11 de marzo fue el autor de otros robos cometidos en la zona durante la misma semana.

Mientras la Justicia avanza, Laura intenta volver a su vida. Trata de evadir el tema cada vez que sus hijos le preguntan por esa mañana y busca apoyo en la ayuda psicológica que se le brindó.

Fuente: https://www.infobae.com/sociedad/policiales/2019/03/19/abri-las-piernas-porque-acuchillo-a-tus-hijos-el-testimonio-de-la-mujer-violada-frente-a-su-familia-por-un-ladron/

Comentarios