Dilma considera que el pueblo brasileño la honró con el voto, a pesar del balotaje

La presidenta Dilma Rousseff, que ganó el domingo la primera vuelta de los comicios generales brasileños con un 41,55 por ciento de los votos y disputará la reelección el 26 de octubre con el socialdemócrata Aécio Neves, quien obtuvo un 33,61 por ciento, se mostró confiada durante su discurso en una conferencia de prensa.

“La lucha continúa, una lucha que sin duda será una vez más victoriosa, porque es la lucha de la mayoría del pueblo brasileño”, dijo en la capital del país ante tras la divulgación del resultado de la primera vuelta. E insistió: “Una vez más el pueblo brasileño me honró con su confianza al darme la victoria de la disputa en este primer turno”.

La mandataria agradeció el apoyo de la “militancia guerrera” de su partido. Especiamente al “líder, compañero, amigo” Luíz Inácio Lula da Silva, el popular ex presidente que apadrinó su conquista electoral en 2010 y que también hizo este año una campaña en su favor.

El equipo de coordinadores de la campaña de la presidenta Dilma Rousseff le había recomendado a la mandataria que realizara su pronunciamiento después de que la candidata del PSB, Marina Silva, se manifestara públicamente.

El objetivo del equipo era esperar para conocer el tono que la ambientalista usaría en su discurso, ya que, en caso de que no fuera agresivo, Dilma haría un gesto hacia la ex ministra de Medio Ambiente, con el ojo puesto en un posible apoyo de Marina para la segunda vuelta, el próximo 26 de octubre.

El ex presidente y referente del PSDB, Fernando Henrique Cardoso, había dicho ayer por la tarde que, en caso de que el candidato Neves pasara al ballotage, hablaría personalmente con la ecologista.

En las elecciones de 2010, Marina logro más de 20 millones de votos pero tampoco le alcanzó para pasar a una segunda vuelta. En esa ocasión, decidió no apoyar a ninguno de los candidatos: Dilma Rousseff, del PT, y José Serra, del PSDB.

Finalmente, Rousseff agradeció al Partido de los Trabajadores (PT) y a las formaciones de su coalición, así como a “otros partidos que no están ahora entre los aliados”, pero que estuvieron en el pasado con su formación. Esa frase podría ser un mensaje al Partido Socialista Brasileño (PSB).

Vía Twitter, en su cuenta oficial Rousseff enfatizó el mensaje de su discurso: “Una vez más el pueblo brasileño me honró al darme la victoria en la primera vuelta. Esa lucha es la lucha de los constructores del futuro. Que no dejaron jamás que Brasil retrocediera. Soy la primera persona en querer más. En querer hacer siempre más. Quien conquista, quien conquistó, tiene el deber de mantener esas conquistas y hacer más. Mi compromiso es que la vida de cada brasileño y brasileña mejore cada vez más. Haré como Lula, que en su segundo gobierno hizo un gobierno mejor que el primero. Tengo un comprimiso arraigado, profundo. Un gobierno nuevo, con ideas nuevas. El pueblo brasileño no quiere de vuelta a quienes trajeron el racionamiento de energía”.

“Vamos a luchar, porque la lucha es la forma en que Brasil avanza. Los necesitamos. Invito a partidos, mujeres, hombres, jóvenes, negros y negras, todos, a estar con nosotros”.

Deja tu Comentario:

comentarios: