Noticias en Tucuman

El Gobierno evitará pronunciarse sobre la situación judicial del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva porque “las instituciones están actuando” en el vecino país, informaron voceros oficiales a los medios.

La administración del presidente Mauricio Macri se preocupó en aclarar que hubo contactos entre las cancillerías de ambos países con una intención “estrictamente informativa”, sostuvieron las fuentes a los diarios Clarín y La Nación.

El ex mandatario brasileño resistió el viernes una orden de detención por casos de corrupción del juez Sérgio Moro y sus abogados negocian con la policía su presentación para hoy. 

En un discurso intenso, Lula dijo que cumplirá con la orden de prisión

El ministro de Relaciones Exteriores argentino Jorge Faurie se comunicó en la noche del viernes con su par brasileño, Aloysio Nunes Ferreira Filho, para conocer la situación judicial del ex presidente.

“Si tu mayor socio está en esta situación política tan pesada, Argentina no tiene nada que decir, sobre todo cuando las instituciones están actuando”, señalaron voceros de la Cancillería a la prensa.

En este sentido, indicaron que el Gobierno sigue la situación “con atención”, pero “no hay nada que opinar” sobre asuntos institucionales de Brasil, el principal socio comercial y político de Argentina.

La prensa local sostuvo que Macri pidió al canciller Faurie y al embajador argentino en Brasilia, Carlos Magariños, no formular declaraciones públicas para “resguardar la relación” con el gobierno de Michel Temer. En cambio, dirigentes políticos del peronismo, ahora en la oposición, expresaron su respaldo al líder del Partido de los Trabajadores (PT).

La ex presidenta Cristina Kirchner (2007-2015) afirmó el jueves que se intentaba la “proscripción” de Lula en las próximas elecciones presidenciales de Brasil. En tanto, ex mandatario Eduardo Duhalde (2002-2003) calificó como una “injusticia” la persecución judicial del juez Moro.

Por su parte, dirigentes y militantes del peronismo y la izquierda protestaron el viernes frente a la embajada de Brasil en Buenos Aires, para manifestar su solidaridad con Lula.

Comentarios