Noticias en Tucuman

El “turismo de trasplantes” es un mito que sobrevuela a  China desde hace tiempo. Según se dice, en pocos días se puede acceder a un órgano en el mercado negro mientras que en otros países el plazo legal tiene una duración de años. 
Un informe periodístico realizado por el New York Post, cuenta con el testimonio de Zheng Qiaozhi, un ex pasante del Hospital General del Ejército de Shenyang de China, que con mucha valentía se animó a contar lo que vivió. Actualmente el hombre se mudó a Canadá donde vive bajo una identidad falsa. 
En el texto el testigo recordó como un prisionero llegó al establecimiento médico atado de manos y pies, de quien lo ùnico que supo fue que era menor de 18 años y que estaba en “buen estado de salud”. En el relato, el hombre expresó como el doctor de la Armada le pidió que le sacara los riñones, y que luego los colocara en contenededor especiales de órganos para trasplantes. 
En princpio los “donantes” pertenecerían a  minorías musulmanas, que son arrestados para ser examinados y corroborar en qué estado se encuentran los órganos, para ver si están aptos a ser vendidos. 
Según el New York Post a los “turistas” que viajan al país por un órgano, no se les brinda ninguna informaciòn acerca del “donantes” del que reciben los órganos. Informaron que expertos estiman que entre 60.000 y 100.000 órganos se trasplantan anualmente en China, con un costo de hasta USD 170.000, lo que lo convierte en una industria multimillonaria.

Fuente: https://www.cronica.com.ar/mundo/Escalofriante-denuncia-Asesinan-a-presos-para-vender-sus-organos-20190603-0005.html

Comentarios