FinTech y Bancos ¿cómo continúa esta relación?
Noticias en Tucuman

En primer lugar, los bancos tradicionales como instituciones financieras han desarrollado una fuerte herencia de procedimientos no sólo en términos de flujo de trabajo, cumplimiento y productos, sino también en su cultura corporativa. No es fácil derribar los muros de la tradición y crear un clima de apertura a la novedad y la innovación. Requiere la introducción de un nuevo conjunto de creencias ejecutadas por la alta gerencia. Sin embargo, incluso estos visionarios impulsados por la ejecución deben enfrentarse a estos muros de décadas de antigüedad, porque jugar con ellos significa apostar por los activos más valiosos de un banco: la confianza y la reputación.

Los bancos han trabajado durante cientos de años para ganar esta reputación, que sigue siendo el centro de sus modelos de negocio. La historia de sus productos es a menudo impresionante, con cuentas y depósitos de ahorro que disfrutan de una vida más larga que los individuos.

Las FinTech están perturbando el sector bancario, y los bancos deben reaccionar ante la rápida aparición de estos nuevos actores del mercado dejando de lado su tradicional manera de trabajar para entender los nuevos caminos que se presentan con la aparición de las FinTech.

La industria global de FinTech está creciendo rápidamente, impulsada por una poderosa mezcla de empresas innovadoras startups y los principales actores tecnológicos. Los bancos que quieran aprovechar su potencial deben actuar ahora para encontrar formas de involucrarse con estas organizaciones innovadoras para lograr una colaboración que genere valor.

Sin embargo, algunos análisis de bancos globales revela que sólo el 25% están muy comprometidos con FinTechs. A menos que los bancos y FinTechs trabajen juntos mejor, ninguno de los dos cosechará todos los beneficios de la innovación. Deben asociarse, o pueden perecer.

Creación de mejores asociaciones: acciones para los bancos y FinTechs

Los bancos necesitan determinar cuál es la mejor manera de involucrarse con las FinTechs, dados los tamaños y culturas contrastantes de sus respectivas organizaciones. Las FinTechs también necesitan saber cuál es la mejor manera de acercarse y navegar a través de los bancos.

Aquí hay varias estrategias para ambos tipos de organizaciones:

Desde el punto de vista de los Bancos:

Desarrollar un marco de trabajo de FinTech que recompense la innovación

  • No permita que los conflictos entre riesgos y recompensas en la línea de tiempo desbaraten la planificación.
  • Definir directrices dentro de su estrategia FinTech.
  • Diseñar un proceso de gestión de la innovación de extremo a extremo.

Elegir un modelo de innovación para conectar nuevas ideas con las necesidades del negocio

  • Adoptar un modelo operativo híbrido de innovación.
  • Definir un equipo de innovación distinto y un liderazgo claro.
  • Establecer transparencia en torno al proceso de innovación de principio a fin.

Evalúe los pros y los contras de sus estrategias de participación en FinTech

  • Colaborar en el desarrollo conjunto de nuevos estándares tecnológicos.
  • Únase a aceleradores e incubadoras para crear redes e ideas.
  • Fomentar la innovación rápidamente en todos los niveles de la organización.

Gestionar cuidadosamente el talento y el cambio arquitectónico

  • Prepararse para una transición de varios años a nuevas arquitecturas.
  • Diseñar nuevos modelos de compensación que premien la innovación.
  • Trazar un mapa de los conjuntos de habilidades en evolución, incluyendo el impacto de la robótica.

Desde el punto de vista de las FinTechs

Articular una propuesta de valor

  • No permita que los conflictos entre riesgos y recompensas en la línea de tiempo desbaraten la planificación.
  • Definir directrices dentro de su estrategia FinTech.
  • Diseñar un proceso de gestión de la innovación de extremo a extremo.

Diferénciese con su capacidad reguladora

  • Mantener los más altos estándares de integridad y evitar atajos
  • Buscar “regulatory sandboxes” para probar conceptos.

Estar preparado y bien conectado

  • Colaborar en el desarrollo conjunto de nuevos estándares tecnológicos.
  • Únase a aceleradores e incubadoras para crear redes e ideas.
  • Fomentar la innovación rápidamente en todos los niveles de la organización.

Evite el exceso de alcance mediante la creación de un caso de negocio sólido

  • Construya credibilidad con un retorno de la inversión demostrable y cortos períodos de retorno de la inversión.
  • Clarificar la estrategia de precios, reflejando el valor para ambas partes.
  • Proteger la propiedad intelectual mediante acuerdos de confidencialidad y compartir con cautela.

Incorporación de FinTech en el ecosistema bancario

Los bancos más exitosos serán aquellos que mejoren la agilidad y reduzcan los costos al colaborar con una gama de diferentes socios para construir el ecosistema más fuerte. Los bancos no pueden hacerlo solos; la cultura debe ser de colaboración.

Pero para lograr este estado futuro, los bancos tendrán que liberar el potencial de las FinTech en sus propias organizaciones. En última instancia, tanto los bancos como las FinTechs deben trabajar mejor entre sí para impulsar con éxito la innovación.

Las FinTech un nuevo mundo de oportunidades en Argentina

Argentina es el tercer país de América Latina con mayor inversión en empresas del sector financiero tecnológico (Fintech), con 15,6% de la participación total en la región, por detrás de Brasil y México, según recoje el sitio iProfesional.

Al sector Fintech lo componen empresas que utilizan la tecnología para ofrecer servicios financieros de modo eficaz y de forma menos costosa, por lo general, startups expertas en nuevas tecnologías que quieren captar parte del mercado dominado por grandes firmas, que a menudo son poco innovadoras o lentas en la adopción de nuevas tecnologías.

De acuerdo con estimaciones publicadas por la firma de servicios profesionales PwC, una de las más grandes del mundo, las expectativas para las ‘fintech’ son muy buenas: pronostica que en entre los tres y cinco años venideros, las inversiones globales van a superar los 150.000 millones de dólares, con lo que seguro van a tener el lugar más destacado en ese nuevo panorama competitivo las compañías tecnológicas y las instituciones financieras. La Argentina no estará fuera de esta situación.

Durante 2017 e incentivado por el BCRA, se habló de conceptos que hasta hace dos años parecían muy lejanos para el argentino medio: billetera electrónica, préstamos entre personas, Bitcoin y bancos digitales.

El BCRA en este contexto tiene dos objetivos claros: hacer la vida de los argentinos más fácil y bajar los costos de intermediación. El lanzamiento de distintos bancos electrónicos, es decir, sin sucursales, está siendo una realidad con señales positivas para el mercado. Bajo este paradigma se podrá dar de alta una cuenta de manera remota sin tener que ir a una sucursal física, lo cual fomentará el proceso de inclusión financiera y ayudará a personas que estén lejos de sucursales bancarias o quieran evitar procesos burocráticos, hacer de los procesos algo mucho más sencillo. Adicionalmente, al no tener una estructura de sucursales, los cargos y costos por este tipo de servicios será mucho menor que los de cualquier banco.

Proceso de adopción y un incentivo

Todas estas innovaciones necesitan de un proceso de adopción y un incentivo para que el consumidor pueda incorporarlas a su economía. En este sentido, un ejemplo disruptivo es el de los micropréstamos online, con empresas como iKiwi. Para poder tirar abajo la barrera de pedir un crédito por internet, se ofrece la experiencia de solicitar dinero de manera online, en términos claros, sin costos ocultos, desde cualquier lado y en cualquier momento.

Comentarios