¿Fotografías todo lo que comes? ¡Después de leer esto no lo harás más!

Si fotografías absolutamente todo lo que va a parar a tu tracto digestivo, y además de eso lo subes a tus redes sociales, entonces eres un ” foodie”, pero apuesto a que no por mucho tiempo más después de que sepas lo que esto te causa al saborear tus alimentos.

Un estudio estadounidense de la Universidad Brigham Young ha llegado a la conclusión de que mirar fotografías de platos de comida provoca que no las disfrutemos. Y que, por lo tanto, la tendencia a fotografiar todo lo que nos llevamos a la boca para volcarlo en plataformas digitales como Instagram o Pinterest puede mermar nuestro apetito y hacer que la experiencia gastronómica resulte menos divertida. “En cierto modo, te cansas del sabor antes de haber probado la comida, lo que se conoce como aburrimiento sensorial”, explica Ryan Elder.

Deja tu Comentario:

comentarios: