Noticias en Tucuman

El Gobierno de Dilma Rousseff decidió por unanimidad subir medio punto la tasa Selic, en lo que representa el cuarto aumento desde el mes de Abril.

Según anunció el Banco Central de Brasil, la flamante suba fue decidida por unanimidad al final de una reunión de dos días del Comité de Política Monetaria (Copom) que terminó en la noche del miércoles en Brasilia.
El escueto comunicado oficial se limitó a informar que el Copom consideró que la decisión de elevar el tipo básico de interés “contribuirá a poner la inflación en trayectoria declinante y a asegurar que esta tendencia persista en el próximo año”.

La serie de incrementos de la tasa Selic se inició en abril pasado, y reflejó la preocupación del gobierno ante la tendencia de aumento de la inflación y el temor a que fuese superada la meta oficial para la tasa inflacionaria de 2013, que es del 4,5%, con margen de tolerancia de dos puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo.

Entre los factores de presión sobre los precios internos se halla la fuerte depreciación de la moneda brasileña frente al dólar, que era negociado por alrededor de dos reales en mayo pero actualmente se cotiza en hasta 2,40 reales.

El Banco Central dejó la puerta abierta para más incrementos en la tasa, al reiterar que esta última alza es parte de un actual proceso de ajuste en la Selic.

Al igual que otras economías emergentes, Brasil está luchando contra una masiva salida de capitales generada por las expectativas de una reducción de los estímulos económicos en los Estados Unidos y un dólar más fuerte.

La salida de estos inversores ha empujado a la baja el valor de las monedas en la mayoría de los países emergentes, presionando al alza la inflación al hacer más costosas las importaciones.

Esto es especialmente preocupante para Brasil, donde la mezcla de una política errática que incluye intervención del Gobierno, además de cuellos de botella en el sector de oferta, golpearon severamente la confianza de los inversores en la que fue hasta hace poco una nación en auge.

Mayores tasas de interés ayudarían a Brasil no sólo a controlar los incrementos en los precios, sino también a impulsar la confianza de los inversores, aseguró el Fondo Monetario Internacional en un reporte sobre el gigante sudamericano publicado este miércoles.

Comentarios