La novia del narco detenido negó haber organizado el ataque a la comisaría

Noticias en Tucuman

Ludmila Bustamante, la chica de 19 años detenida y acusada de organizar el golpe comando a la comisaría 1° de San Justo para liberar a su novio, escribió una carta desde la cárcel de Melchor Romero, en la que aseguró que no tuvo nada que ver con el episodio y que “su única culpa” fue haberse enamorado de su pareja, el narcotraficante Leandro Aranda.

“No soy jefa de banda alguna, no planifiqué la fuga de mi marido y no conseguí armas ni uniformes”, comienza el escrito que difundió su abogado. La chica aseguró que tenía miedo de que mataran a Aranda en la prisión y que por eso le prometió sacarlo.

También, desmintió haber vuelto a la seccional para intentar un nuevo rescate fallido e insistió: “Quiero aclarar que no participé de la fuga. Me detuvieron a media cuadra de la comisaría engañada y me dijeron que me habían autorizado a ver a mi marido y que también detuvieron a mi primo que me había acompañado”.

Por otro lado Bustamante se refirió a la sargento Rocío Villarreal, que durante el ataque recibió un balazo que le provocó daños en la médula. “Rezo para que Rocío vuelva a caminar. Gracias a Dios está viva”, señaló.

A pesar de asegurar que es inocente, Ludmila Bustamante se disculpó y concluyó: “Pido perdón a la sociedad, a mi familia y a mi hijo por lo sucedido. Y le pido a Dios que me perdone porque yo solo actué por amor”.

La principal hipótesis que maneja la justicia es que la chica planificó el ataque para liberar a su pareja. Ambos habrían organizado el golpe por WhatsApp, porque el hombre tenía un celular escondido en el calabozo. Estaba preso desde el 25 de agosto de 2017 acusado de matar de cinco disparos en la cabeza a Nicolás Ojeda, otro traficante que se quedó con 70 kilos de cocaína que eran de él.

También fueron detenidos Bruno Postigo Marullo (19), Gonzalo Fabián D’ Angelo (22), Daniel Alberto Rodríguez (32) y Noé Nicolás Castillo (30). Este viernes cayó además Leticia Analía Tortosa (37), abogada de Aranda, acusada de haberle facilitado a su defendido el celular que se usó para planificar el golpe. Habría sido durante una visita, con el teléfono escondido en su bombacha. (TN.com.ar)

Deja tu Comentario:

comentarios: