Noticias en Tucuman

EE.UU.- No es el primer caso de un dueño o dueña que decide controlar, vía cámara oculta, a su mascota. En esta oportunidad, una mujer decidió averiguar si su perro cumplía con la prohibición de no subirse a la cama.

Cuando se fue a trabajar, la dueña de casa prendió la cámara y se retiro para saber si se le hacía caso mientras no estaba en su hogar.

La grabación fue una verdadera sorpresa y muestra la intimidad de los animales (también tiene un gato), cuando su “mamá” no está.

Comentarios