Noticias en Tucuman

Una mujer estadounidense falleció a causa una rara y letal enfermedad provocada por baterías carnívoras a pesar de que los médicos quisieron salvar su vida. Es la segunda persona que contrajo esta enfermedad durante este mes tras vacacionar en las playas de Florida. 
La víctima es Lynn Fleming, oriunda de Ellenton, Florida, quien paseaba por la orilla de la playa Coquina Beach, en la costa del Golfo de México, cuando tropezó al caer en un leve desnivel de arena. Al salir de esa zona, la mujer vio que tenía un corte de unos dos centrímetros en la pierna pero no le dio importancia porque no parecía profundo ni grave.
Algunos días más tarde, Lynn acudió al médico asustada porque el sagrado de la herida no se detenía. Allí, le inyectaron una vacuna contra el tétanos y le recetaron antibióticos. 
Sin embargo, cuando sus familiares fueron a visitarla al día siguiente, la encontraron inconsciente. Los médicos del hospital donde fue trasladada diagnosticaron que la mujer padecía ” fascitis necrosante”, una extraña enfermedad causada por baterías devora carne que viven en el agua. 

La pierna de Fleming no paraba de sangrar por la infección (Gentileza Hangout).

Esta patología puede ser causada por diferentes tipos de microbios, como Strep o Vibrio vulnificus del Grupo A, las cuales entran al cuerpo a través de una herida abierta. 
Ante la emergencia, el equipo de cirujanos trató de salvar la pierna de Fleming en una operación. En la intervención, la mujer sufrió dos embolias cerebrales y septicemia, una infección que abarca todo el organismo provocada por la existencia de un foco infeccioso que traslada gérmenes patógenos a la sangre. A pesar de los esfuerzos por salvar su vida, Fleming murió el pasado jueves.
Fleming es la segunda persona que enfermó en Florida por fascitis necrosante durante este mes. Antes que ella, una niña de Indiana llamada Kylei Brown, de 12 años, contrajo la bacteria durante unas vacaciones en Destin. 
LEÉ TAMBIÉN: “Horror: nena casi pierde una pierna por culpa de una bacteria ‘come carne'”
La nena deberá someterse a varias cirugías y terapias en los próximos meses para poder recuperar su pierna, que al igual que Fleming, quedó infectada con la batería por un raspón. “Después de investigar, 1 de cada 3 personas que contraen fascitis necrosante mueren y sufren un choque séptico haciendo que la tasa de mortalidad sea aún más relevante”, explicó la madre de la menor a través de Facebook.
El Departamento de Salud de Florida, por su parte, explicó que están “tomando en serio este problema” y recomendó evitar pasar tiempo en jacuzzis, piscinas o en el mar, en caso de tener una herida abierta.

Fuente: https://www.cronica.com.ar/mundo/Mujer-murio-devorada-por-un-microbio-playero-20190629-0054.html

Comentarios