Noticias en Tucuman

El proyecto se centrará en pacientes del Hospital Padilla. El trabajo había sido presentado en el 12º Encuentro Científico del NOA para Estudiantes de Ciencias de la Salud.

En junio pasado, en el patio del Rectorado de la Universidad Nacional de Tucumán se llevó a cabo el 12º Encuentro Científico del NOA para Estudiantes de Ciencias de la Salud. El evento había sido organizado por la Sociedad Científica de Estudiantes de Medicina de Tucumán (SCEMT) y tenía por propósito brindar un espacio en el cual los estudiantes que se inician en la actividad expongan sus proyectos de investigación, adquiriendo tempranamente la experiencia de la comunicación científica y el intercambio de ideas entre sí y con personas de mayor experiencia en este campo.

Entre los distintos proyectos de investigación, Lourdes Toledo Pimentel, Jessica Molina y Juan Pablo Díaz Rearte, alumnos de 3º año y con el asesoramiento de la titular de la Cátedra de Histología de la facultad de Medicina, la Dra. Marta Valverde de Budeguer, eligieron como tema “Reacciones adversas por automedicación en pacientes del Hospital Ángel C. Padilla en el período septiembre-octubre de 2013″.

“Vemos en Tucumán que la gente tiene mucha prevalencia a comprar fármacos en drugstores o en kioscos. También hay mucha propaganda en la televisión, lo que genera un mal conocimiento de lo que son los fármacos”, explicó Molina.

La estudiante destacó que, desde la SCEMT, les proveen de las diferentes herramientas para avanzar en el proyecto. “Tenemos un tutor que, en nuestro caso, es Rafael Aguirre -alumno de sexto año- y junto a la Sociedad nos van guiando”, agregó.

Los estudiantes quieren determinar si existe alguna relación entre los diferentes grupos etarios o en el sexo de las personas que serán encuestadas y el nivel educativo de cada uno de ellos. “Según estudios realizados en La Plata, el 95% de los estudiantes universitarios recurre a la automedicación. También las personas mayores, para tratar algunos síntomas, creen que pueden solucionar a través de la ingesta de fármacos y, a veces, se complica el cuadro clínico y el diagnóstico de su enfermedad”, aseguró Toledo Pimentel.

Procedimiento

A su vez, Díaz Rearte precisó: “hemos decidido hacer una investigación de corte transversal que consiste en una encuesta. Le entregaremos a cada paciente del hospital un cuestionario para que lo puedan rellenar. Nos aseguramos en que sea accesible y fácil de entender”.

El grupo contará con el apoyo de profesionales de la cátedra de Farmacología y de Bioestadística.

“una de las misiones de la Universidad es la investigación para la producción de nuevos conocimientos. La Facultad de Medicina se está preocupando en fomentar la investigación desde el primer año”, aseveró la doctora Valverde de Budeguer.

La tarea de la titular de la cátedra de Histología es que los alumnos respeten la metodología de investigación. “Ellos vienen con la idea, hacen un protocolo y, una vez que se aprueba, recién pueden realizar la investigación”, detalló.

La profesional aseguró que son muchos los riesgos ocasionados por la automedicación. “No todos los remedios producen los mismos efectos; depende del huésped, o sea de la persona. Uno toma algo y no sabe cuál es la dosificación exacta, lo que puede generar reacciones adversas. Se corren muchos riesgos, lo que puede llevar a un desenlace fatal”, advirtió.

Los resultados del proyecto serán presentados en unas Jornadas a realizarse a fin de año. Uno de los objetivos consiste en que, con los datos obtenidos, generar una campaña de prevención y educativa destinada a la población.

Comentarios