Noticias en Tucuman

En la madrugada del 15 de marzo de 2004 Alejandra Pradón vivió uno de los episodios más difíciles de su vida cuando cayó del séptimo piso del edificio en el que vivía, ubicado en Mendoza 1925, tras una discusión con quien era su novio, Fabricio Lallana. El hecho generó un revuelo mediático casi sin precedentes, ante los rumores que indicaban que todo se habría originado porque ella habría estado con jugadores de River, quienes supuestamente solían hacer fiestas en el primer piso.
Lo cierto es que Pradón sufrió fracturas y politraumatismos y fue operada de la cadera. Por el hecho Lallana estuvo acusado de intento de homicidio y pasó 55 días en la cárcel de Marcos Paz, pero luego fue sobreseído por la jueza Wilma López, por falta de pruebas.
La vedette siempre negó los hechos, sin embargo, los rumores vinculados a los futbolistas siempre siguieron circulando. Pero el sábado pasado, en su visita al programa PH, Podemos Hablar, la ex vedette dio su versión sobre lo sucedido.

Según su testimonio, ella veía a Lallana los fines de semana, porque durante la semana tenía mucho trabajo. Cuando llegaba el lunes ella le decía que regresara a Córdoba, donde vivía, pero él insistía en quedarse. Por ese motivo habló con su madre, quien le recomendó que arrojara su ropa por el balcón para que tuviera que bajar a buscarla, y ella aprovechara para cerrar la puerta con llave.
“Yo le decía que se buscara un laburo… Y la madre me decía: ‘Tirale las cosas por el balcón y ponele llave a la puerta’. Así estuve un tiempo. Toda la culpa, para mí, la tienen los padres. No es un malcriado: es un ser que no tuve educación porque los padres no le dieron educación. Le tiré las cosas un mes, dos meses, cuatro meses… Y en un momento la que se cayó fui yo”, contó Pradón.
Según su testimonio, lo peor no fue la caída, sino que el hombre la volvió a arrastrar al departamento para esconderla: “Lo primero que hizo después de la caída fue poner su bolso en la puerta para trabarla. Me levantó y me quebró los vasos sanguíneos. Estuve en terapia intensiva con cero glóbulos rojos, toda desangrada. Siempre digo ‘yo fui Jesucristo’”. Y aseguró: “Para mí habría que reabrir la causa”.
Además, reveló que el hombre no llamó al SAME, sino una vecina que escuchó el ruido cuando impactó contra el suelo: “Él me escondió, yo diría que la Justicia investigue. Esa persona es lo peor que me ha pasado en la vida. Si no me morí cuando me caí me moría por haberme desangrado o cuando me escondió”.
Cuando Andy Kusentzoff, conductor del ciclo de Telefe, le consultó sobre las versiones que indican que ella habría pasado aquella noche con futbolistas de River, Pradón contestó: “Hubo gente muy mala… Lucrar en base a Alejandra Pradón es feo, horrible, porque la única historia fue esta que estoy contando. Me rompe mucho las pelotas cuando inventan”.
En ese sentido, dio su versión sobre por qué se corrió la versión vinculada a los futbolistas. Para ella, José María Aguilar, presidente de River por aquel entonces, estuvo vinculado a lo sucedido.
“La señora del administrador de mi casa, dos o tres años después de eso, me dijo que ‘hay un tal Aguilar’ y me contó esta historia: a los mejores jugadores de River los vendió y les dijo ‘se está corriendo la bola que estuvieron con la Pradón, les conviene que los venda’. Y ahí lo vendió por muchísimo, y se quedó con mucho”, fueron las palabras de la ex vedette.
Andy Kusnetzoff le consultó: “¿Estás diciendo que los jugadores no querían ser vendidos y él les dijo que convenía venderlos por eso que se estaba diciendo?”
Y la invitada especificó: “Le sirvió para venderlos por poquito y agarrar mucho. Esa es la versión de gente que me ha llegado a mí. La verdad que todo muy feo”.
 
Fuente: Infobae

Comentarios