Noticias en Tucuman

Personal de la DIGEDROP realizó dos allanamientos en la Capital tucumana, por denuncias de vecinos, procedimiento a la detención de una mujer que se dedicaba a la comercialización de estupefacientes.
En la otra vivienda no encontraron al denunciado, quién se habría dado a la fuga, pero se secuestraron armas de fuego.

Luego de tareas de investigación y bajo directivas del Juzgado Federal nº 2 con asiento en Tucumán, a cargo del doctor Fernando Luis Poviña, ante denuncias de vecinos de que se estaba comercializando estupefacientes en dos domicilios de Villa 9 de Julio, al noreste de la Capital tucumana, en la tarde de ayer se realizaron sendos allanamientos ordenados por el Juez Federal nº 1, Daniel Bejas, quien se encuentra subrogando al doctor Poviña.

Efectivos de la Dirección General de Drogas Peligrosas (DIGEDROP), contando con la colaboración externa del Grupo CERO y un equipo de la sección Guardia de Infantería de la Unidad Regional Capital (URC) se procedió a cumplir con las directivas impartidas por la Justicia Federal.
Así se allanó un domicilio de calle Panamá al 100 procediendo a la detención de una mujer conocida como “La Negra Paola”, quién poseía un total de 250 ravioles de cocaína (armados con papel glasé), tres piedras de pasta base de cocaína, un rallador de cocina impregnado en pasta base, tijeras con restos de igual droga, $3000 en efectivo, cuatro celulares, envolturas para armar ravioles y documentación de interés para la causa.
Posteriormente, los efectivos se trasladaron hasta otra vivienda, Panamá al 200, propiedad de un tal “Chueco”, quién no se encontraba en el lugar., únicamente estaban su mujer y las hijas.
En este lugar se procedió al secuestro de un pistola calibre 9 mm, perteneciente a la Policía Federal Argentina y que tenía pedido de secuestro desde diciembre de 2012 por robo a una suboficial de esa fuerza de seguridad.
También se secuestró un revolver calibre 22 mm largo. Por el recupero de las armas de fuego se labraron actuaciones por infracción a la tenencia de armas de fuego sin documentación alguna, dándose intervención a la Fiscalía de Instrucción Penal de turno a cargo de la doctor Graciela Reinoso Cuello.
“La Negra Paola” posee antecedentes por ventas de droga, ya que a principios del año pasado fue detenida en un operativo conjunto con la sección Drogas Peligrosas de la Policía Federal y actualmente estaba en su domicilio pues gozaba de libertad condicional hasta la realización del juicio oral.
En esa oportunidad se le había secuestrado más de 100 bagullos de marihuana, tizas de cocaína, $1500 en efectivo, etc.
El personal que se encontraba de apoyo a las tareas de la DIGEDROP tuvo que intervenir cuando comenzaron los allanamientos ya que familiares de los dealers intentaban agredirlos.
La investigación estuvo a cargo de los Oficiales Maximiliano Auteri, Domingo Núñez, Walter Suárez y Miguel Barros, supervisados por los Comisarios Fabián Salvatore, Francisco Juárez y Jorge Nacusse, jefe de la DIGEDROP.

Comentarios