Seductor y poderoso

Noticias en Tucuman

Diseño inconfundible, equipamiento y terminaciones de alta calidad, mucha seguridad y un motor más potente y picante para el nuevo DS 3 Sport Chic

218 km/h es la velocidad máxima declarada por el fabricante que alcanza este DS 3 Sport Chic
218 km/h es la velocidad máxima declarada por el fabricante que alcanza este DS 3 Sport Chic.

Hasta hace un tiempo, se conocían como DS a los modelos premium de Citroën. Esos DS se caracterizaban no sólo por tener un diseño vanguardista y refinado sino también por contar con un confort y equipamiento superiores. Pero, en 2014, el grupo PSA decidió darle entidad propia a su línea Different Spirit y fue así como creó una nueva marca: DS Automobiles. Lanzado en la Argentina en 2011, el DS 3 (el más pequeño de la gama) conquistó rápidamente a un público que valoriza esas características. Hace pocos meses, la familia DS 3 sumó tres nuevas versiones: una cabrio (descapotable), otra denominada Performance, y la Sport Chic, de corte deportivo, que probamos.

Atractivo y seductor, exteriormente sigue manteniendo las mismas líneas que lo hacen inconfundible, pero en este caso agrega un alerón un poco más grande, llantas de 17″ (en lugar de las clásicas de 16″), doble salida de escape cromada, apliques en cromado y faros traseros 3D (para dar sensación de profundidad).

De generoso espacio en las plazas delanteras (y un poco limitado en las traseras), el interior tampoco tuvo modificaciones y sigue mostrando un equipamiento y la calidad de materiales y terminaciones acordes con la propuesta de DS: ubicarse por encima de las marcas generalistas y competir en el segmento de las premium. Por eso, incluye, entre otros, pantalla táctil de 7″ con sistema multimedia, GPS, climatizador, encendido automático de luces, sensor de lluvia, limitador y regulador de velocidad, tapizado en alcántara y cuero microperforado, asientos delanteros calefaccionados y hasta perfumador de interior.

Mucho equipamiento para este compacto
Mucho equipamiento para este compacto.

Asimismo, el equipamiento de seguridad es de los más completos del mercado para el segmento. Frenos con ABS, repartidor electrónico de la potencia de los frenos (REF) y ayuda al frenado de urgencia (AFU); 6 airbags; anclajes Isofix; controles de estabilidad (ESP) y tracción (ASR); detector de presión de neumáticos; faros antiniebla de LED; sistema de frenado de emergencia urbano (Active City Brake); sensores de estacionamiento delanteros y traseros, más cámara de retroceso. Sin duda, ningún otro compacto ofrece tanto.

Más poder

Para acentuar la deportividad de este DS 3 Sport se dotó al bien conocido y confiable motor THP de mayor potencia. Así, este impulsor (que equipa a varios modelos del Grupo PSA) tiene ahora 165 CV (siempre con turbo) en lugar de los 156 CV que tenía en el modelo anterior. Este se asocia a una renovada caja de cambios manual de 6 marchas.

El conjunto funciona sencillamente de maravillas y la conducción no sólo es sumamente placentera sino divertida y emocionante. Primero, porque el propulsor -además de su sobrada potencia para un vehículo de estas dimensiones- hace sentir sus CV desde bien abajo del cuentavueltas (comienza a entregar la potencia a las 1400 rpm) y muestra gran solvencia tanto en salida como en las sobremarchas, por lo que no es necesario pisarlo de más para obtener una respuesta rápida y precisa. Y luego, porque la transmisión -muy bien relacionada, con bajas correctas y sobremarchas bien largas- colabora para que el propulsor trabaje relajado en todo momento (apenas pasa las 2200 rpm a 130 km/h). Por eso, los consumos en ruta son muy buenos (unos 7,5 L/100 km) y resultan más que correctos en ciudad (9,8 L /100 km).

Todo eso se traslada, también, al comportamiento dinámico, que es francamente excelente, con una combinación de potencia-dirección-agarre notable. Esto se da no sólo por su esquema de suspensiones más bien duras sino también por los neumáticos de perfil bajo, el chasis también bajo y una dirección asistida excepcional, todo pensado para ser exigido y para responder inmediatamente a esas demandas, lo que se nota especialmente cuando se lo conduce en velocidad o se toman curvas cerradas: se lo nota bien pegado y sin tendencias a deslizarse.

En contraposición, puede resultar un poco áspero de suspensión para moverse en las maltratadas calles de nuestra ciudad y por el poco despeje puede tocar abajo en la parte delantera cuando se toman desniveles o rampas sin tomar los recaudos necesarios.

Con un precio de US$ 36.200, el DS 3 se ubica muy por encima del segmento, pero sin duda tiene una propuesta estética y de equipamiento que vale la pena tener en cuenta.

Comentarios