Noticias en Tucuman

1 – APRENDER A CERRAR SU ARCO. San Martín sufrió mucho en el inicio de la Superliga, y una de las principales falencias se vio en la contención. Al equipo le llegaron con mucha facilidad y le convirtieron cinco goles en cuatro juegos. Por eso, para poder comenzar con la levantada, necesita hacerse fuerte de atrás hacia adelante. Primero deberá asegurar su arco, recién allí podrá pensar en lastimar a su “enemigo”.

2 – QUE VUELVA EL EQUIPO COMPACTO. Una de las claves en el equipo que logró el ascenso fue su mecanización para defender y atacar en bloque, algo que perdió desde que dio el salto de categoría. En las cuatro primeras fechas, se vio un San Martín demasiado largo, con muchos metros entre líneas, lo que le trajo innumerables problemas. Por eso, recuperar esa faceta resulta indispensable.

3 – FALLA LA USINA GENERADORA DE FÚTBOL. El “Santo” todavía

no encontró su mejor rendimiento de mitad de cancha hacia adelante. La falta de precisión en los pases conspiró mucho en esa faceta y aún no aparecieron las sociedades que puedan torcer la historia en esa materia. Matías García parece estar muy solo y así no alcanza. El domingo eso debe cambiar.

4 – EL EQUIPO DEBE SALIR DE MEMORIA. Algo fundamental en la creación de los grandes equipos es que el “11” titular sale casi de memoria, algo que no viene sucediendo en La Ciudadela. El equipo mutó bastante durante las primeras jornadas y ninguna individualidad logró imponer un salto de calidad. Un punto que impidió que Forestello pudiera repetir el equipo fue la gran cantidad de lesiones que sufrieron sus pupilos.

5 – EL GOL DEBE APARECER CON MÁS FLUIDEZ. Otra falencia que tuvo el equipo fue la enorme dificultad para marcar. Lleva sólo dos goles (uno de Franco Costa, tras una genialidad de Bieler y el de Acevedo gracias a una pelota parada). Si bien no generó tantas chances para convertir, la falla siempre se produjo en los metros finales. Todos esperan que “Taca” vuelva en su máxima expresión.

6 – SUMAR EN TODOS LADOS, EL GRAN OBJETIVO. De cara al futuro en el torneo, en Bolívar y Pellegrini deben apostar a conformar un equipo “fuerte” al que sea difícil superarlo. En esa órbita girará la contratación del nuevo DT. La idea es armar un San Martín que sume siempre, ya sea de a uno o de a tres puntos. Si lo logra, mantener la categoría estará un poco más cerca.

> ANÁLISIS

Aceptar la “enfermedad” es lo principal para poder superarla

BRUNO FARANO | LG DEPORTIVA

El momento es difícil, pero no terminante. San Martín comenzó mal la Superliga, pero el hecho de que sea su primer año en la categoría le da la chance de que, encadenando un par de buenos resultados, pueda torcer considerablemente un panorama que por ahora preocupa a sus hinchas.

La salida de Darío Forestello debe servir como un llamado de atención para todos. Ahora, mientras los jugadores dan vuelta la página y preparan el trascendental duelo contra Argentinos, los dirigentes deben tomar nota de las cosas que vienen saliendo mal.

En base a ello tienen que elegir al nuevo entrenador. San Martín necesita un “capitán” de barco que tenga conocimiento de lo que significa pelear la zona baja de los promedios pero, sobre todas las cosas, un técnico que logre darle identidad y fortaleza a un equipo que por ahora no logró funcionar como tal.

Quedan muchas fechas por delante, pero no deben relajarse. Sumar la mayor cantidad de puntos hasta antes del receso de fin de año es algo clave para no iniciar 2019 con la soga al cuello.

Pero claro, primero lo primero. En La Ciudadela deben darse cuenta que las cosas no están bien, sólo así lograrán encarrilarlas.

Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/784230/deportes/seis-pecados-deben-olvidarse-san-martin.html

Comentarios

Deja tu Comentario:

comentarios: