Tener sexo en público se puso de moda

A veces el deseo puede más que la razón. Mientras algunos rusos caminan de regreso a su casa o se dirigen hacia sus trabajos pueden encontrar una inusual escena: una pareja que tiene relaciones sexuales en público en el metro o alguna plaza pública de Moscú.

Aleksey Douhov, de 16 años, grabó con su celular desde la ventana de su vivienda a una pareja que tenía un encuentro sexual a plena luz del día sobre una fuente, publicó el diario Metro de España.

El video fue uno de los más vistos en las redes sociales en la antigua Unión Soviética. Muestra a la mujer encima del hombre, quien está recostado encima de la fuente, mientras que la gente camina alrededor.

Al final del video, la mujer se levanta, ambos se visten y se van riendo. “Pienso que estuvieron en eso quince minutos y nadie hizo nada, aunque eran las once de la mañana”, dijo Douhov. Tal y como apunta el diario The Mirror, es el más reciente de una serie de incidentes públicos que han ocurrido en Europa. Esta práctica no es nueva ni tampoco exclusiva de Rusia. Sin embargo, se han presentando más de diez incidentes en menos de dos años.

La osada pareja es buscada por las autoridades y se enfrenta a una pena de hasta tres años de cárcel por acto irrespetuoso en vía pública.

Para otra pareja la adrenalina de tener sexo en el metro de Moscú no salió como ellos esperaban. Cuando la pareja llevaba diez minutos besándose con pasión y se disponían a quitarse la ropa, los pasajeros perdieron la paciencia. Los amantes fueron insultados, golpeados y expulsados del vagón. (Video)

Otra pareja decidió llevar a cabo su fantasía en una de esas famosas cabinas fotográficas, en una de las estaciones del metro de Praga, en República Checa.Las imágenes fueron tomadas por un pasajero ocasional que se percató de lo que pasaba, pero que después tuvo que enfrentar a la enfurecida mujer observada.

¿Por qué lo hacen?

Aunque ningún movimiento se ha adjudicado los actos de sexo en público, algunos sociólogos rusos opinan que se trata de una reivindicación de derechos en Rusia, un país con leyes que condenan el exhibicionismo de la mujeres y a la comunidad gay, tales como no permitir la propaganda gay o apoyar bajo cuerda a grupos extremistas que matan a homosexuales en nombre de su iglesia ortodoxa, según el Pijama Surf.

Dogging, es otra práctica habitual en Rusia. Consiste en tener encuentros íntimos entre desconocidos, quienes también son swigers o voyeristas, que previamente acordaron una cita en las redes sociales.

Esta tendencia empieza en la adolescencia y despunta después de los 20 años, siendo los hombres los más dispuestos y arriesgados a exhibirse, comparados con las mujeres. Y aunque algunos estudios señalan que los hombres exhibicionistas pueden llegar a generar ataques sexuales, se considera que tanto el exhibicionista como el voyeristas (aquel que le encanta mirar) pueden ser personas inofensivas. (Fuente: Kienke)

Deja tu Comentario:

comentarios: