Noticias en Tucuman

Los progenitores de una niña de 13 años de edad del condado de Dinwiddie, Virginia (Estados Unidos) descubrieron que su hija enviaba mensajes sexuales y fotos donde aparecía desnuda a sus compañeros varones de la escuela secundaria a la que asiste.

Al no poder controlar a su precoz hija, los padres decidieron pedir ayuda a las autoridades gubernamentales y entregarla a la Policía.

Esta tendencia de enviar contenido erótico o pornográfico a través de los dispositivos moviles a otras personas es una práctica que ya tiene sus años y se llama “sexting”. Lo malo es que cada vez personas más jóvenes son las que se suman a este tipo de actividad.

Los padres aseguraron que ya no sabían qué más hacer para que su hija dejara de mandar fotos subidas de tono y otras francamente “pornográficas”, a otros muchachos de su escuela con su teléfono celular y su tableta. Por eso solicitaron una investigación oficial, sin importar las consecuencias para su hija.

“Revisando su teléfono y tableta, encontramos imágenes sexuales y conversaciones inadecuadas para su edad”, declaró la madre.

Los padres informaron que la chica era muy popular entre los estudiantes varones, “Todos querían que fuera su amiga”, expresaron.

Comentarios